Aprende a maquillarte en 4 pasos-

Muchas de vosotras me contáis que os da mucha perece maquillaros cada mañana. Entiendo que con las prisas y el corre corre, muchas veces, lo más práctico sería salir con la cara lavada. Sin embargo, una vez, una amiga muy especial dijo un comentario que se me quedó grabado. Hablaba que una no podía creerse tan guapa ni tan estupenda como para no tener que arreglarse cada mañana.
Os voy a contar cómo tenéis que hacer para en poco tiempo y en sólo 4 pasos, poneros estupendas cada mañana.
Primer paso.- El Touche Eclat. 

Es como un milagro. Es un iluminador que te permite dar a luz a las zonas clave de tu rostro.

Debajo de los ojos , en las ojeras, en los párpados, en las comisuras de la nariz y de los labios, y un pequeño toque debajo del labio y en el entrecejo.
El truco es ir poniendo con el lápiz aplicador, cantidades pequeñas. Empezar por un lado de la cara y luego terminar con el otro.

Para extender el producto, dar pequeños toques, nunca arrastrar el dedo. Tiene que quedar tan difuminado, que el único resultado final aceptable es que iluminemos pero sin que se diferencia del resto de la cara.
Haz la prueba. No es difícil. Sólo requiere práctica.

 

Dura todo el día pero sino, lo puedes llevar en el bolso y darte algún pequeño retoque. Es comodísimo.
Y no es caro. Son 34 euros que duran mucho y que por lo menos en mi caso, están fenomenalmente pagados para los efectos y resultados que consigo. Con un sólo toque retocas, perfilas, iluminas y das forma. Os aseguro que la que lo prueba se engancha, como yo.
El número de Touche Eclat que yo utilizo es el número 2. Es el que le va a mi piel pero además me han dicho que es el más vendido.
Los colores son 4:
No 1 – Rose Lumière
No 1 1/2
No 2 – Ivoire Lumière
No 3 – Pêche Lumière
No 4 – Caramel Lumière

 

El siguiente paso será probar los nuevos colores más oscuros de Touche Eclat que sirven para dibujar el óvalo de la cara. He visto a gente más experta cómo lo utiliza pero yo aún no me atrevo. Los resultados sí que son espectaculares. Pero eso no se puede aplicar en 10 minutos, requiere más tiempo, y el objetivo de este post es cómo estar estupenda en 10 minutos.
¿Por qué el Touche Eclat y no un corrector? Muy fácil. Este producto ilumina y corrige sutilmente. Logra que tu mirada se realce. Es cierto, podéis comprobarlo. Yo antes usaba un corrector de profesionales (de ninguna marca conocida) que me traían de fuera. El problema es que reseca mucho la zona de debajo de los ojos y esa es una de las zonas clave, donde empiezan a salir las arrugas. El Touche Eclat lo hidrata y no lo reseca con lo que te aseguro que no será la causa de que te salgan arrugas. Además, el Touche Eclat no envejece, como ocurre con los correctores sino todo lo contrario, al iluminar, realza tu mirada y estás resplandeciente.
Segundo paso.- Poner un poquito de colorete. 

Hay miles de coloretes en el mercado. Todos estupendos. Yo os voy a recomendar uno que se aplica de forma muy fácil y que es comodísimo para llevar en el bolso porque no tienes que llevar brocha ni nada.
Los polvos son sueltos y en la parte superior del frasco hay un aplicador que te permite ponértelo directamente sobre la piel. Dando pequeños golpecitos o toques.
Me gustan los rosas. Es un color que tanto para morenas como para rubias queda mucho más natural y elegante que los naranjas. Un color no muy fuerte, sutil, que te dé buena cara pero que no se te vea muy pintada.
Tercer paso.- Los labios 

He descubierto LA BARRA DE LABIOS. Os aseguro que no hay otra en el mercado como esta.

Os aseguro que estoy fascinada con el descubrimiento. Tanto es así que me pensé muy mucho si hacer un post sólo de ella. Porque lo merece.

Es una mezcla de barra de labios, gloss y laca. Todo en uno. Increíble pero cierto.
El efecto es como de mojado. Una sensación maravillosa. Te rellena los labios de forma muy natural y te los deja como más carnosos. Como si fueras más sofisticado. Tiene mucho brillo.

Además, con una sola aplicación puedes ponerte el producto en el labio superior e inferior, y te evita el clásico movimiento de labios (tipo abuela) de juntar los dos labios para que el producto se extienda en ambos. Esto es más moderno, tiene una esponjita aplicadora tipo gloss y te lo aplicas en ambos labios sin necesidad de volver a meter el aplicador en la base con lo que ahorras mucho.
Y además tiene efecto de larga duración lo que para todas nosotras es básico. Estamos cansadas de llenar los bolsos de barras de labios que tenemos que aplicar constantemente porque sino en el minuto dos nos ha desaparecido.
Los tonos para este verano son la pera limonera.
Me gustan mucho y os recomiendo el 3, 4 y 16. Y también son ideales el 13, 14 y 15.

Yo utilizo la número 19 cada mañana.

El envase es muy original, negro, elegante, y con dorado. Parece una laca de uñas!!! Y huele delicioso. No es pegajoso en absoluto. Es muy fácil de usar y con resultados espectaculares.
Y sólo cuesta 28 euros.
Cuarto paso- La máscara de ojos 

Lo comúnmente conocido como el rímel.
En España o no se usa o se abusa de él. Como en todo, la virtud está en el término medio.
Me horroriza cuando veo esos ojos con “manos y manos” de máscara de ojos. Eso envejece y no favorece nada.
Los rímels han evolucionado mucho. Ahora con una sóla aplicación consigues el efecto deseado.
Unos ojos con rímel cambian mucho. Esa mirada se realza y proyecta y dice mucho más. Te da aspecto de salud, una belleza especial.

Ahora hay colores maravillosos para poder llevar de día que son muy sutiles porque apenas se notan pero son originales y te hacen cambiar. Yo me quedo con el azul eléctrico o con el verde oscuro.

Sin embargo la que me gusta a mí, la que os recomiendo, no tiene tantos colores. Y sin embargo es la que os recomiendo. Me gusta esta de Helena Rubinstein porque no queda con pegotes, es natural pero al mismo tiempo deja un bonito ojo. Me gusta.

Su fórmula exclusiva “ultra grip” combina COMPLEXE WAXTM, que debido a su elevada concentración de ceras permite aportar volumen en un único gesto, y un SISTEMA TRIPLE COATING que con su combinación de 3 agentes tensioactivos permite deslizarse fácilmente por las pestañas durante la aplicación y cubrir cada pestaña desde la raíz a la punta de forma homogénea.

Se llama Lash Queen Fatal Blacks y cuesta 32,75 euros.Y de momento sólo la tenemos en España en marrón y negro.


El cepillo innovador y elegante destaca por sus tres partes distintas: una curva interna del cepillo que consigue que al aplicar la máscara, levante las pestañas desde la raíz en toda su longitud, una parte más ancha de cerdas laterales con su fórmula “ultra grip” (que por su diseño, me recuerda totalmente a una cobra cuando está en posición de ataque) que separa las pestañas y proporciona un efecto volumen, y una última curva en la punta, que es ligeramente biselada, que permite llegar a todas las pestañas, incluso las más cortitas y pequeñas (pensada especialmente para las cercanas al lagrimal) y así proporcionar una mirada abierta al máximo.

Y con esto he terminado. Os llevará 10 minutos cada mañana y os aseguro que os encontraréis y os encontrarán estupendas. Ponerlo en práctica y luego me contáis.