Asia Gardens Hotel & Thai Spa, una escapada de chicas al paraíso asiático

Escapadas en familia, con amigos, de trabajo, a la playa o de turismo urbano… hacen que cada visita a un sitio sea diferente y único. En este caso, se trata de una escapada de chicas muy especial, siendo mi madre y mi hermana las compañeras de viaje perfectas. Un fin de semana para desconectar en un auténtico oasis terrenal, Asia Gardens Hotel & Thai Spa que, sin duda, consiguió que desconectásemos por un momento de nuestra rutina diaria. No hay mayor confidente que una madre o una hermana, por eso no se me ocurre mejor escenario para ponernos al día de todo lo pendiente como hacíamos cuando éramos más pequeñas.

Es adentrarse en este hotel de 5 estrellas, y transportarte a la Thailandia más exclusiva donde el confort y la tranquilidad se respira en cada esquina. Todo decorado con buen gusto y mucho mimo, y un personal atento, no es de extrañar que sea uno de los hoteles de referencia de nuestro país.

Una vez llegamos, dejamos las maletas en la habitación, acogedoras, amplias y con mucha luz, decoradas con un estilo balines propio que invitan a tumbarte en sus grandes y cómodas camas mientras admiras el paisaje. Pero, la curiosidad y las ganas de conocer este enclave único hizo que nos perdiésemos entre sus impresionantes jardines, donde conviven más de 300 plantas traídas desde la Asía más exótica.

La música zen y el olor de todo el complejo crean un ambiente único que nos hacía preguntarnos si realmente seguimos en España. El verde es uno de los colores que inunda los más de 10.000 m2 de césped que se riega con agua reciclada, un paraje natural de lujo comprometida con la naturaleza.

Otro de los distintivos del Asia Gardens Hotel & Thai Spa son sus impresionantes piscinas, en total 7, cada una con formas y colores diferente, siendo 3 de ellas cubiertas con una temperatura constante durante todo el año de 29º. Personalmente, me quedó con la piscina Langkawi, en la zona principal, un conjunto de piscinas infinitas en las que el horizonte es el límite y la piscina Caras de Angkor, con reproducciones de las emblemáticas caras de 9 metros de altura, traídas directamente de Asia. Una piscina reservada sólo para adultos donde la temperatura es de 30º ¿Se puede pedir algo más?

Y para completar esta estancia de lujo, nada mejor que dejarnos llevar por su exquisita y deliciosa propuesta gastro, donde no quisimos perder la oportunidad de probar los platos más emblemáticos de la cocina oriental en su versión más mediterránea en Koh Samui. Al día siguiente, el elegido fue el restaurante Palapa, y que gran elección! No se que me gustó más las vistas, los platos típicos de la dieta mediterranea, o la combinación de ambas con la compañía perfecta. El tiempo se nos pasó volando, y es que, cuando estás a gusto la percepción del tiempo desaparece.

Si en algo se basa la cultura Thai, es en la importancia del bienestar y el equilibrio entre el cuerpo y mente, algo que se convierte en el pilar no sólo del maravilloso Spa y sus tratamientos (que merecen un post aparte) sino de todo lo que conforma el Asia Gardens Hotel & Thai Spa. Terapeutas especializados que garantizan un servicio personalizado que demuestran porque los masajes tailandeses son tan reconocidos en el mundo entero. No tuvimos tiempo de probar todo lo que nos hubiese gustado y es que son múltiples las actividades que ofrecen en el hotel, pero que se convierten en la excusa perfecta para volver (y así será!)

Esta vez fuimos sin niños, pero en Asia Gardena Hotel & Thai Spa, cuentan con un el Club Infantil de los piratas y Club Junior, donde los más pequeños encuentran su punto de recreo y diversión vigilados por profesionales sueles garantizarán a ellos unas estancia inolvidable, consiguiendo que todos los miembros de la familia estén a gusto y disfruten.

Sin duda, un fin de semana de lujo para recargar pilas y disfrutar de una Thailandia (que siempre que la he visitado me ha enamorado y cautivado) y está vez lo ha hecho sin salir de España.

 

More from Cayetana Vela

Los bolsos Tod´s, todo un referente para las celebrities

Desde que Diana de Gales luciera por primera vez un D-Bag, de la...
Read More