Consejos de Lujo contra el frío del invierno

La llegada de estos fríos días de enero, nos obliga a extremar los cuidados de nuestra piel, ya que durante el invierno sufre igual, o incluso más, que en verano. Los problemas más frecuentes de la piel durante los meses de invierno son la sequedad, la tirantez, la pérdida de luminosidad y las rojeces.

El frío, el viento y los cambios de temperatura producen un deterioro importante de la capa hidro-lipídica: por un lado aumenta la deshidratación de las capas más externas y por otro se produce la vasoconstricción responsable de la ralentización de la renovación celular.

Consejos_Contra_El_Frío_1

La piel estará más seca y sensible, de un tono más grisáceo y más apagada (esto último debido a la acumulación de células muertas). Durante el invierno, hay que recalcar la importancia de una buena limpieza mañana y noche con una leche o jabón de pH ligeramente ácido y la aplicación posterior de un tónico sin alcohol, para tratar de restablecer el equilibrio hidro-lipídico.

La contaminación de las ciudades durante el invierno  y las calefacciones al máximo harán que notemos la piel más sucia y con los poros más obstruidos que durante el verano. Una vez tengamos la piel bien limpia, aplicaremos una buena crema hidratante por el día y una nutritiva adaptada a cada tipo de piel por la noche.

Consejos_Contra_El_Frío_2

No hay que olvidar que es durante el sueño cuando se produce una renovación celular más profunda. Es importante exfoliar la piel cada dos o tres días, para ir eliminando las capas más superficiales y facilitar así el acceso a las secreciones sebáceas procedentes de capas más profundas.Conviene tener especial cuidado con las manos y los labios e hidratarlos con frecuencia a lo largo del día. En el caso de prácticas de deportes de montaña, es imprescindible cremas de alta protección solar, bálsamos labiales adecuados y gafas para proteger del reflejo del sol y la nieve.

Consejos_Contra_El_Frío_3

La temperatura ideal para estar en casa es de unos 22ºC y recomiendo, a ratos, un humidificador para mantener una correcta humedad relativa. No convienen las duchas o baños con agua muy caliente, ya que los cambios bruscos de temperatura producen rojeces y pueden ser responsables de diversos picores y dermatitis. Seguir estos sencillos consejos de Lujo contra el frío del invierno y seguro que vuestra piel afrontará mejor las bajas temperaturas de estos días.

Irache Alonso.

Licencia en Farmacia y propietaria de la Farmacia Alonso en la Calle Pedro Teixeira 9, Madrid.