Coolsculpting: descubre de primera mano este revolucionario tratamiento

Hoy os quiero hablar de un tratamiento innovador y único que consigue acabar con la grasa acumulada de manera eficaz, y que tuve la oportunidad de probar en el Instituto de Belleza y Medicina Estética Maribel Yébenes, hace casi dos semanas siendo ya visibles los resultados. Coolsculpting es la única alternativa eficaz a la liposucción sin necesidad de pasar por quirófano que basa su éxito en el poder del frio.

El mundo de la belleza y medicina estética se actualiza constantemente, encontrando en la tecnología un aliado perfecto.  En el Instituto MY, siempre a la vanguardia de las últimas novedades, se caracterizan por su compromiso en traer lo último del sector, un hecho que lo convierte en el centro de referencia de la capital madrileña donde alcanzar el bienestar y equilibrio entre cuerpo y mente. Mi parada obligatoria siempre que busco mimar y dedicarle tiempo a mi cuerpo.

Coolsculpting es el tratamiento más eficaz para acabar con esa grasa del abdomen que es muy difícil de eliminar a pesar de intentar llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio. En mi caso las zonas a tratar fueron abdomen y cartucheras, pero también puede ser la zona de los brazos o flancos, todo en función de los objetivos del paciente.

Ni agujas ni anestesias. Se trata de un tratamiento totalmente indoloro, y apenas molesto.

Como os comentaba el éxito Coolsculpting se debe a la tecnología de última generación que adapta la temperatura en función de la grasa de cada paciente, llegando ahora hasta los -11 grados, y sus nuevos manípulos 360 grados que periten actuar en las zonas más complicadas (En total 5 manípulos diferentes que se utilizan en función de los objetivos que nos hayamos marcado).

Pero si algo debo destacar del Instituto de Belleza y Medicina Estética Maribel Yebenes es el trato de su equipo de profesionales siempre atentos, siendo la personalización su premisa principal, con el fin de dar las soluciones más eficaces y que mejor se adapten a nuestras necesidades. Esta confianza es lo que sin duda les ha llevado a consagrarse como uno de los mejores centros de nuestro país y con una futura proyección internacional que seguro será un éxito.

Por eso, el  primer paso de este innovador tratamiento fue una evaluación y un diagnostico personalizado de la piel, y es que Coolsculpting es solo apto para personas con grasa subcutánea. ¿Pero qué tipo de grasa es esta?  Es la que se acumula debajo de la piel, por encima del músculo,  y aunque a veces se puede confundir con la temida retención de líquidos tan común, sobre todo durante estos meses de verano, en el Instituto MY utilizan un ecógrafo que nos indica la cantidad que hay de cada uno.

Una vez determinados todos estos parámetros y tomadas las medidas para después poder comparar, me realizaron la técnica Coolsculpting que consiste en aplicar el frio, sobre la zona a tratar, cristalizando las células grasas. Éstas entran en aptosis, esto es muerte celular provocada por el propio organismo, los macrófogos se comen la grasa y el cuerpo las va eliminando de manera natural mediante el sistema linfático, algo que he ido notando con el paso de los dias.

Cada sesión dura entre aproximadamente 35- 45 minutos dependiendo de la zona a tratar, y con dos sesiones ya se hace evidente su resultado,  y lo mejor es que después de probarlo pude retomar mi rutina sin ningún tipo de problema ni molestia.

¿El resultado? Una figura más esbelta y definida, despidiéndonos de esos centímetros de más, sin pasar por quirofano y siendo de manera definitiva. Descubre todo sobre Coolsculpting aquí, puedo aseguraros que os sorprenderá.

 

 

More from Cayetana Vela

Los mejores olores del 2016 para hombres

¿Quieres conocer los olores y aromas de este 2016 que te encantarán...
Read More