Descubriendo Sintra: Una estancia de lujo en Tivoli Palácio de Seteais

El fin de semana pasado me escapaba a lo que bien podría ser el escenario de un cuento mágico, un rincón de Portugal que no conocía pero que sin duda se ha convertido en un destino al que volveré: Sintra. Lisboa es una vieja conocida, una de las capitales europeas más vivas, llenas de color y con una gastronomía de lujo. Mención a parte merece su gente, abierta y siempre dispuesta, pero fue todo un descubrimiento ver que a apenas media hora se encontraba esta villa Patrimonio de la Humanidad. 

Un lugar que desprende una belleza única y auténtica, transportándote a un lugar donde la paz y la tranquilidad son las grandes protagonistas. Sinatra presenta un concepto de lujo diferente pero igual, e incluso, más embaucador de lo que muchos pensáis, una propuesta para aquellos que buscan experiencias en lo natural y espontáneo. Y es que así es Sintra, un lujo casual.

Los castillos y los palacios son los principales atractivos de este idilico paraje. Al llegar era imposible apartar la mirada del Palacio da Pena, un castillo en lo alto de la villa que respira una mezcla de estilos, principalmente góticos y barrocos, aunque he de admitir, que hubo algún que otro detalle que me recordó a la influencia árabe. Sorprendente el color de su fachada entornos amarillos que resalta sobre el frondoso bosque que le rodea. Cuando subes es imposible no quedarse anonadado con las impresionantes vistas de la Sierra de Sintra. Algo que me encanto de la ciudad fue el misterio que respira, algo que corrobore en nuestra visita a la Quinta da Regaleria, otro lugar imprescindible en tu guía, con un pozo Iniciatico de nueve pisos e incluso una cascada. Un sitio en el que sin duda merece la pena perderse. 

Sintra fue durante varios años el lugar de verano de la monarquia portuguesa, un lugar propicio para la caza, donde la naturaleza y un clima mucho más agradecido lo convertían en el refugio perfecto para esos meses de calor en los que querer desconectar. Y como un rey, es como te sientes, también en otro de los palacios mágicos de Sintra, el Tivoli Palácio de Seteais, en este caso, en este puedes alojarte y vivir una experiencia de lujo. 

Tivoli Palácio de Saeteais, es un hotel boutique perteneciente a la exclusiva cadena Tivoli Hotels & Resorts, que acoge a los húespedes más exigentes con el objetivo de que no solo visiten Sintra sino que la vivan, la palpen y la sientan. Y si puede sonar a tópico en un mundo en el que la personalización y la exclusividad son dos términos a veces demasiado empleados, en este caso es verdad, y es que solo cuenta con 30 exclusivas habitaciones. Todas ellas decoradas con un gusto exquisito, manteniendo la esencia de la época de la que data este palacio. Muebles originales que se convierten en joyas de coleccionista. 

Nada más llegar nos esperaban a las puertas con una deliciosa limonada a la que era imposible negarse ya que desprendía un aroma que solo deberse a que había sido recién exprimida y elaborada con limones del propio jardín del palacio. Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Una estancia que se podría definir como romántica, un idilio con el pasado más noble pero sin renunciar a los privilegios y comodidades de los alojamientos de cinco estrellas más exclusivos y lujosos.

Una propuesta gastro enriquecida con un paisaje impresionante. Y un salón cuyos frescos y pinturas al óleo añaden una belleza extraordinaria a un momento de disfrute, además por las noches hay una actuación de piano en directo creando un ambiente de ensueño. Otro de los atractivos de Palacio de Seteais, es su vinculo con el mundo del vino, un regalo para los amantes del vino que pueden disfrutar de una cata de uno de los vinos más destacados e inusuales del país luso, según el New York Times, la Sala Colares.

Pero como sabéis, si algo me encanta cuando visito nuevos hoteles, es probar su Spa. Es curioso, como en otros países hay más tradición o es más común acudir a éstos sitios sin necesidad de estar de vacaciones, sino que es un momento para ti, para desconectar. Pero este es un tema a parte que abordaré en próximos posts. De momento, solo mencionar lo maravilloso que es su Anantara Seteais Spa and Wellness Center, una oda a la paz interior y exterior, una liberación de la mente y una experiencia que se complementa con diferentes actividades como es la meditación o paseo por la naturaleza tan característica de Sintra.

Por algo Lord Byron definió Sintra como “glorioso Edén”.

More from Cayetana Vela

La segunda vida de los accesorios

Me encantan los mercadillos, puedes encontrar verdaderos tesoros si miras bien. Algunos...
Read More