Gastroescapada a León

León es una capital que por motivos familiares visito frecuentemente. Me llama la atención que pese a ser una ciudad pequeña su oferta gastronómica es bastante amplia y variada y que en los últimos tiempos ha comenzado a llenarse de nuevos restaurantes de cocina bastante original y creativa y con un nivel reseñable.

Bien es verdad que León gastronómicamente hablando va indisolublemente unido a “las tapas”. En pocas ciudades de España (alguna más sí que hay) se acompañan las consumiciones en cualquier bar con tanta variedad (y tanta cantidad) de tapas. Lugares como El Flechazo, La Bicha , el Mesón del Burgo (con sus inigualables patatas alioli) , el Rebote y por supuesto el Camarote Madrid , probablemente mi barra favorita de toda España (con un salmorejo que a mí me tiene absolutamente enamorado desde la primera vez que lo probé) hacen que muchas veces la gastronomía , la mesa, el comedor propiamente dicho, queden relegados a un segundo plano puesto que si uno carece de la fuerza de voluntad para parar a tiempo y se toma tres o cuatro consumiciones con sus respectivas tapas, será difícil que le quede apetito para sentarse a la mesa de un restaurante.

16133560000_4300c3a1d8_b

Pero si dicha fuerza de voluntad consigue mantenerse firme y se opta por la opción restaurante, hay varias perlas escondidas que merecen la pena ser visitadas. Por supuesto el restaurante Cocinandos de Yolanda León y Juanjo Pérez es visita obligada. Únicamente funciona con un menú degustación que cambia semanalmente y es una magnífica opción para comprobar que más allá de las tapas hay vida y vida con bastante nivel, como su estrella Michelin atestigua.

1

Algo similar ocurre con el Restaurante Pablo. En este caso otros Yolanda y Juanjo ( Yolanda Rojo y Juanjo Losada) elaboran una interesante cocina de autor bastante creativa pero con máximo respeto a las recetas tradicionales y al producto autóctono que no debiera dejarse pasar.

El restaurante Delirios de Javier Rodríguez, situado a pocos metros de Pablo , es otra buena opción para descubrir esa joven y efectiva cocina leonesa de nuevo cuño en la que se arriesga y se gana. Platos interesantes, contrastes, sabores diferentes que dan en el clavo. Algo similar ocurre con Clandestino Gastrobar, un magnífico local en el que el chef Javier del Blanco (discípulo de Josean Alija) ofrece una cocina llena de personalidad  que particularmente me entusiasmó cuando visité.

IMG_2507-e1433588035875-570x330

Fuera de la capital, la cocina de Amparo Rodríguez en la cueva de Los Poínos en Valdevimbre convierte la visita en todo un festival para los sentidos. Restaurante-cueva llena de encanto y una cocina espectacular. Su carpaccio de carne roja con láminas de hígado de pato y aceite de oliva es un plato que no puedo dejar de pedir cada vez que lo visito (y lo visito frecuentemente).

carpaccio_848cc6705aac51e0448a22163d6abbdf

En esta última vista evidentemente no he tenido tiempo de visitarlos todos pero sí lo he hecho en otras ocasiones y lo seguiré haciendo siempre que pueda. Y eso que el viaje a bordo del Kia Óptima 2016 ha sido intenso en experiencias y en kilómetros. Si Kia pone la innovación tecnológica y yo los descubrimientos gastronómicos, el resultado es claramente “óptimo” (como el modelo de coche).

IMG-20160313-WA0013

No están todos evidentemente, pero sí una buena selección de restaurantes que convierten en obligatoria la visita a León

By Javier Munárriz

More from GastroHunter

Gansotaberna , un nuevo concepto que puede pegar fuerte

Hace pocos días , asistimos a la inaguración oficial de Gansotaberna ,...
Read More