Coctelería, espirituosos y bebidas exóticas


Espirituosos y Cocteles

Todo lo que envuelve a la gastronomía y a la enología, a la alimentación en sentido amplio, es uno de los sectores más potentes de la economía española, entre los que más han contribuido a mantener su salud en los años de dificultades. Además, es uno de los principales agentes de la Marca España y se sitúa entre los ámbitos que, junto al deporte, el arte o la moda, mejor nos representan hoy a escala internacional.

Todos ellos (no solo la cocina sino también el vino, los espirituosos, los cavas y los aceites) han entrado por derecho propio en esta carta de los lujos españoles, de prestigio y presencia crecientes en todo el planeta. Porque la “enogastronomía” es una de nuestras principales embajadoras a escala universal.

En esta sección de Gastrohunter os contaremos acerca de los mejores vinos, los espirituosos de más lujo, los cócteles más exclusivos.

¿Hasta cuánto pagaría por una botella de vino? Un mundo desconocido hasta ahora para mí y que ahora se presenta como un universo inaccesible y fascinante que me tiene atrapada. Siempre se dice que el vino mejora con los años, afirmación que es acertada porque los caldos más antiguos muchas veces alcanzan cifras inaccesibles.

Si tuviera que citar dos bodegas que me han impresionado últimamente diría que es la del restaurante Rekondo en San Sebastian (Guipuzkoa) y la del restaurante Atrio en Cáceres.

El retail en el sector de los vinos, champagnes y espirituosos ha experimentado una revolución en los últimos años. La facturación de este sector en la gama premium y lujo, creció un 8% hasta los 55 billones de euros durante 2013. Donde el 75% del mercado corresponde al vino y 25% a las bebidas alcohólicas. Y los mercados que actualmente solicitan más estos productos son Rusia, Brasil, China y en los últimos meses México y Nigeria, aunque la demanda digital se concentra en EE.UU y Reino Unido.

Caldos para los que hay que tener un paladar exquisito y disfrutar de cada trago de esta bebida que vale su gota en oro. Mi primera copa de vino la probé con 27 años y desde entonces puedo afirmar que me he vuelto una experta en esta materia. Tengo la suerte de comer y cenar a diario con vinos, de las mejores bodegas del mundo y mi paladar ha aprendido deprisa. La calidad se paga cara, y vaya si se paga cara!

En Borgoña se encuentra el tradicional viñedo Domaine de la Romanée-Conti que lleva elaborando vino desde el siglo XIII. Especializado en la variedad de uva Pinot Noir, con menos de dos hectáreas de este género, se elaboran unas 300 botellas cada año. Algunas de ellas pueden llegar a costar hasta 40 mil euros. Es curioso que al tratarse de un vino tan exquisito y favorito por los más entendidos, es también uno de los más falsificados e imitados.

Otra exquisitez de vino blanco es el Domaine Leflaive Montrachet Grand Cru. Situado en Côte de Beaune, Borgoña, este viñedo de menos de una hectárea ofrece una variedad de uva Chardonnay delicada e inmejorable, que ha otorgado a esta bodega una gran reputación. El que quiera probarlo tendrá que gastar cerca de 6.200 euros.

Al norte de Burdeos, en la región francesa de Midoc, en 2009 se produjo una muy buena cosecha en Château Margaux. Paul Pontallier, director gerente de este viñedo, ha confesado que ese año fue una de sus mejores, tanto que se decidió envasar este manjar en una botella de 12 litros que se ha grabado en oro y está expuesta actualmente en una caja de roble en el Aeropuerto Internacional de Dubai, concretamente en la tienda de vinos Le Clos’. La botella de este Château Margaux está en venta por 176.298 euros,  tal y como he podido descubrir en mi último viaje por Burdeos y Saint Emillion (un bonito pueblo de Francia donde se elaboran excelentes vinos).

Y para finalizar, Henri Jayer Richebourg Grand Cru es uno de los mejores franceses y también reconocido por la calidad de sus Pinot Noir. Henri Jayer fue uno de los bodegueros más influyentes en el mundo vinícola, ya que además de su alta calidad, introdujo innovaciones en su elaboración. Desde su fallecimiento en 2006 su precio se ha revalorizado y ahora una botella podría llegar a costar unos 20 mil euros.

Además de vinos en esta sección hablaremos de champagne, cavas….y los coctails más chic del panorama. Tomarse un dry martini en la barra del hotel Four Seasons de Nueva York es una experiencia que os recomiendo que probéis, un auténtico lujo. la famosa casa Christie´s ha lanzado la primera subasta online de vinos, donde vendió un Chateau Lafite-Rothschild de 1982 por 42.350$ o una caja de Petrus 2000 por 26.000$. El JW1800 es un cóctel cuyo precio asciende a los 480 dólares. Entre sus ingredientes tiene el popular whisky Johnnie Walker, solo que posee una mezcla de 9 destilerías escocesas que datan del año 1800, y además esta envasado en una botella de edición limitada. El coctel 1900 SideCar ¿Tienes idea del precio de este cóctel? Sólo uno de sus ingredientes, el Mémoire Vintage Cognac Grande Champagne, tiene un precio de 1000 dólares la botella y el cóctel 400 dólares.