Golf y Familia, una combinación de lujo en Sheraton Mallorca

Este fin de semana y aprovechando los últimos coletazos del verano, hicimos una escapada en familia a un lugar de ensueño, Mallorca. La isla, nunca defrauda, su clima, sus paisajes, su ambiente…cautivan a todo aquel que la visita, y más cuando encuentras lugares como el Sheraton Mallorca que hacen aún más especial la estancia en la isla. Durante 3 días, este hotel de lujo perteneciente a la reconocida cadena de hoteles Marriot, fue nuestro hogar donde la paz y la tranquilidad se complementaban con un sinfín de actividades tanto para los pequeños de la familia como para nosotros, y es que a escasos días de volver a la rutina y que los niños vuelvan al cole, no hay mejor plan que no sea con ellos.

En la diversidad y en los gustos está lo divertido, no os voy a engañar “que llueva a gusto de todos” es muy complicado pero hay ciertas actividades que nos acaban enganchando a todos, como es el caso del golf. En diferentes grados, en casa somos aficionados a este deporte, nos gusta seguirlo y también practicarlo, por eso, la oportunidad de poder jugar mientras estábamos en el Sheraton Mallorca fue una experiencia fabulosa.

La excelencia de este hotel se traslada a todo el personal que desde el minuto uno que cruzamos las puertas nos atendieron con un cariño especial, siempre atentos, se preocuparon en todo momento por que nos sintiéramos a gusto. Y así fue.

Sus habitaciones, amplias y acogedoras, con una decoración elegante y muy chic, garantizan un descanso de lujo cuando llegas por la noche tras una jornada intensa de juego (con permiso para una parada en su delicioso restaurante).

Al lado del Sheraton Mallorca se encuentra un majestuoso campo de golf, el más antiguo de la isla, Arabella Golf Son Vida. Jugar en él es sentirse parte de la historia de un campo en el que han jugado auténticas leyendas del golf y a las que en nuestro caso, en casa admiramos mucho, como es el caso del gran Ballesteros.

Un total de 18 hoyos, que ponen a prueba las destrezas de los amantes de este deporte, y que no solo se convierte en un bonito desafío para adultos sino también para los niños, y si no que se le pregunten a mis hijos, que han disfrutado como nunca. Todo ello rodeado de un paisaje idílico que por un momento te hacía transportarte a una realidad paralela.

Del hotel al campo fuimos con el transporte gratuito que pone a disposición de todos los huéspedes el hotel y que nos trajo de vuelta al acabar. Una de los aspectos a destacar de este campo son las maravillosas vista sobre el putting green, y su restaurante donde sirven unas tapas deliciosas.

Dentro del Kid´s Club del hotel, uno de los mejores de España, se incluyen clases gratuitas de Golf. Y es que el golf es un deporte que a mí me encanta que practiquen ya que es al aire libre algo que les permite despejar la mente y viviendo en una ciudad como Madrid, es una vía de escape fantástica.  Mejora su concentración y los mantienen activos, y a pesar de ser un deporte “individual” el trato con los contrincantes y el respeto que se exige en esta disciplina es admirable y muy bueno para los pequeños.

Estas clases tiene lugar en Son Muntaner, a escasos minutos del hotel, donde el equipo de profesionales se encarga de que los niños aprendan a la vez que disfrutan dando sus primeros golpes o mejorando su técnica. Clases para grupos de un máximo de 10 personas de una hora de duración por la tarde. Sin duda, una experiencia que recordarán y aprovecharán al máximo todos los miembros de la familia.

Y para completar un fin de semana de golf, no podéis fallar a la cita con Es Carbó, el restaurante que deleita a los paladares más exigentes con una propuesta mediterránea donde todo el éxito reside en productos frescos y de máxima calidad, y con unas vistas sobre el campo espectaculares.

More from Cayetana Vela

Los 3 Autobronceadores más novedosos 2016

¿Aún no conoces los 3 autobronceadores más novedosos? Yo ya estoy pensando...
Read More