Hotel Grande Bretagne: descubre el hotel más exclusivo de la ciudad de Atenas

Atenas es una de las ciudades más antiguas y con más historia por metro cuadrado del mundo, y si eso ya es una razón de peso para visitarla, en cuanto la vives, te enamoras. Un caos divertido, gente que hace de las calles su segunda casa, donde se crea un ambiente cautivador en el que los días duran más de la cuenta.

Hace poco más de un año, aprovechaba para descubrir Grecia, un país que siempre había llamado mi atención pero que por alguna razón no era la primera opción, hasta el verano pasado en el que decidimos  que iríamos en familia, y sin duda, una de las mejores decisiones. Una ruta por el país que tenía como punto de partida Atenas.

Hay ciudades que por su razón de ser merecen ser visitadas, y Atenas es una de ellas. Es el punto de encuentro de la historia, la cultura, el origen de la civilización…es un auténtico privilegio poder caminar por sus calles y perderse en su Acrópolis, Patrimonio de la humanidad, y admirar todos los monumentos y obras que fascinan a todo aquel que le gusta la historia y el arte.

Siendo fiel al aura de una ciudad que respira magia, el Hotel Grande Bretagne se convierte en una institución por si mismo, otro punto de interés que visitar y es que una vez que cruzas sus imperiales puertas te das cuenta de lo especial que es. Y es que fue en 1874 cuando este exclusivo hotel abría sus puertas para convertirse en el refugio donde los más celebres de la escena social, política y económica de Atenas se reunían y dejaban llevarse por interesantes conversaciones y charlas que a veces parecían no tener fin.

Algo que no pasaría desapercibido, y es que desde que se abrió han sido numerosos los eventos que se han celebrado en este hotel que a día de hoy mantiene el estilo de la decoración de la época con un toque renovado y moderno, manteniendo la fachada neoclásica e incluyendo las últimas tecnologías que garantizan una estancia de lujo y confort.

Su ubicación es perfecta, en pleno centro de Atenas, en la plaza Stigma, el hotel Grande Bretagne es el vecino más lujoso de la zona, que encuentra compañía en otros edificios representativos como el Parlamento o la tumba del soldado. Las vistas desde sus imperiales camas al Acropolis y al Partenón nada más amanecer te hacen evadirte por un momento del espacio y del tiempo, pudiendo estar horas admirando esa escena.  Además las amantes de las compras encuentran a escasos metros una de las calles más chic de la ciudad.

Alojarse en este hotel es el complemento y garantía perfecta para vivir una experiencia de lujo en Atenas. Sus 320 habitaciones y suites están decoradas con mucho mimo, creando un espacio elegante y sofisticado a la vez que acogedor.

En las paredes de sus diferentes zonas, mención especial al lobby, cuelgan auténticas obras de arte y es muy normal encontrarte con auténtica reliquias que nada tienen que envidiarle a una galería de arte.  Se le suman las columnas al estilo del Partenon, el suelo revestido de un mármol precioso, y como no, las sillas y sofás de estilo victoriano que llaman la atención nada más entrar.

Un servicio excepcional y atento, que te hacen sentir como en casa, y es que sus suites además cuentan con un exclusivo servicio de mayordomo, que se encargan de que todo esté bajo control. Mimos de lujo para los huéspedes más sibaritas.

Su propuesta gastro sin duda es otro de los atractivos del Hotel Grande Bretagne de Atenas: el Winter Garden, la continuación perfecta del lobby, con un techo de vidrieras que ilumina de manera mágica el espacio y que se complementa con unas palmeras de lo más sofisticadas. Es un lujo cenar en este espacio o hacer una parada de media tarde para tomar algo mientras suena en directo el piano. El GB pool Bar & Grill, es el lugar perfecto para degustar los platos de la cocina griega más auténtica, que os puedo asegurar que es deliciosa y healthy, así que este tipo de tentaciones están más que permitidas.

Para un cockatil que mejor que probar los del “Mejor Bar de Hotel del Mundo” que según Forbes es el Alexander´s Bar del Hotel Grande Bretagne. Y para un vino, su Wine Library, con más de 3.500 referencias de vino.

Pero sin duda, uno de mis lugares favoritos era su rooftop, sobre todo al atardecer, cuando el calor nos daba un poco de tregua y nos permitía disfrutar de las vistas acompañadas de una deliciosa cena con platos de la cocina Mediterránea.

Todo hotel de lujo cuenta con un spa donde sus húespedes puedan desconectar y dedicar parte de su tiempo a cuidar cuerpo y mente. En el caso del Grande Bretagne, su spa, es un pequeño oasis dentro del núcleo urbano de una ciudad como Atenas. Como ellos mismos dicen, es el lugar donde el Este se encuentra con el Oeste, y lo contemporáneo con lo clásico. Una combinación de tratamientos y rituales que mantiene algunas de las técnicas más milenarias y eficaces pero que incluyen las últimas innovaciones para resultados de ensueño, que los llevan a una dimensión superior.

Una propuesta de lujo para vivir Atenas de una manera diferente, única y exclusiva

More from Cayetana Vela

Barbie cumple 55 años

Hoy es el 55 Aniversario de la muñeca más famosa del mundo. Mattel ha...
Read More