Visitas imprescindibles para los foodies más exigentes este otoño

El fenómeno foodie no decae en la capital madrileña, el gusto por una cocina diferente y atractiva en un escenario sorprendente hace que el ir a cenar o comer fuera sea una experiencia y un plan imprescindible para el fin de semana, atreviéndome a decir, que incluso entre semana. El buen tiempo es una tentación más que se une a las ganas de hacer planes antes de que la rutina se asiente por completo. Con familia, con amigas, en pareja…en el post de hoy os traigo 5 restaurantes que llamarás seguro para reservar nada más acabes de leerme.

Umo

Acaba de abrir sus puertas en el número 43 del Paseo de la Castellana. Su traducción al español es “creación”, una creación sin límites con un producto de calidad que cautiva a los paladares más sibaritas y curiosos.  Técnicas de cocina traídas directamente de Japón, donde la robata– una parrilla a la japonesa-, da lugar a platos que reinventan el concepto que teníamos de la gastronomía nipona. Su bacalao negro es una auténtica maravilla. Por supuesto, no faltan la (imponente) barra donde se elabora una cocina en crudo en directo orquestada por su chef, Hugo Muñoz.

El espacio es espectacular, amplio, con una decoración elegante en el que la luz juega un papel fundamental crean un ambiente acogedor y único. Además la cocina abierta te invita a ser partícipe de la acción de un restaurante que hace de la cocina un espectáculo que entremezcla culturas.

Alameda

Su catering es uno de los más reconocidos en nuestro país, y seguro que ahora su restaurante en Madrid, concretamente en la calle Jorge Juan 10, será un punto el punto de encuentro de la jet set madrileña. Paseando por las calles del Barrio de Salamanca cuando te acercas a este restaurante es inevitable no curiosear su espacio con una decoración de lo más chic y delicada, que recrea una envolvente alameda. Dos plantas que invitan a sentarnos y a dejarnos llevar por sabores tradicionales con un toque diferente y siempre respetando su estacionalidad para un resultado auténtico y sabroso, en el que no falta el guiño a su tierra natal con el “Aguacate Show”.

Una carta variada que presenta platos tradicionales pero aportándole un toque más actual y vanguardista pero siendo fiel a su sabor auténtico y es que no hace falta más que probar su ensaladilla de centollo, su arroz meloso de cigalas, o sus atractivas ostras Gillardeau al gin tonic. Propuestas que no os dejarán indiferentes y que encontrarán un acompañamiento de lujo en una de las más de 300 referencias que incluye su carta de vinos.

Sa Brisa

Terminada la época estival, parece ser que un trocito de Ibiza se viene a Madrid. Un aire de soplo fresco detrás del Parque del Retiro, donde el chef Gonzalo Aragüez, nos trae las delicias de su isla, recreando un ambiente que sólo encontrarás en la isla pitusa.

¿Un plato que probar? El bullit de peix en versión croquetas. Y aunque aún no lo he probado, el Hot Dog de calamares,  una de sus creaciones más innovadoras y recomendadas, está en mi lista de pendientes. Se nota el mimo con el que trabajan y su compromiso por ser fiel a la cocina de orige, de ahí que los proveedores sean locales.

El espacio no necesita presentación, agradable y con mucho estilo, se convierte en el escenario perfecto para una sobremesa de lujo acompañada de buena música y cócteles.

El Invernadero

No podía faltar en este lista, Ponzano, la calle de moda donde la gastronomía es el hilo conductor que se adapta a todo tipo de público, y que da la bienvenida a un nuevo inquilino: El Invernadero, de Rodrigo de la Calle. Un restaurante que cambia la sierra de Madrid por una de las calles más concurridas de la ciudad con el objetivo de cautivar (si es que aún no lo ha hecho) con una propuesta vegetal de lo más chic y sofisticada.

Cada día proponen un solo menú acorde la estacionalidad de los productos. Un maridaje perfecto de sabores donde se entremezclan los vegetales, las frutas, las semillas, los hongos…creando una experiencia gastrosana y deliciosa. Donde no faltan bebidas vegetales como la “super” kombucha o el kéfir de agua! Eso sí, reservar porque el espacio es reducido pero ideal, y sin duda, merece la pena visitarlo.

More from Cayetana Vela

El doctor Moises Amselem y Skin Ceuticals la combinación del verano

El verano es maravilloso. El descanso, el calor, el tiempo en familia…...
Read More