La delgada línea que nos separa de la vulgaridad

Son tendencia este verano.

El flúor, el encaje, las transparencias, las cuñas (“wedges”) y los zapatos de plataforma (“pumps”), se llevan los “clutch” para por la noche y los “Totes” durante el día, faldas cortísimas, las cazadoras, ropa interior muy exclusiva y llena de encajes….y un largo etcétera…

He podido comprobar este verano como estas tendencias nos pueden llevar irremediablemente a la vulgaridad. La línea que separa aquello que está tan de moda con lo vulgar es muy fina.

Y por el contrario, estas tendencias pueden tener un efecto fantástico, nos pueden favorecer y pueden ser tendencia.

Mi máxima es que “menos es más”.

Se puede llevar lo mismo resultando atractivo, sensual y elegante o tremendamente vulgar.

Las claves son varias.

En primer lugar, no todo lo que está de moda tiene que quedarte bien.

Es importante que sólo utilices aquellas tendencias que más se adapten a tí, las que primero te gusten y segundo te vayan bien. Es una clave del éxito. No se pueden llevar las modas a “raja tabla” porque podrás fracasar.

Por un lado la calidad de los tejidos y de las prendas elegidas. No es éxito asegurado porque algunas veces las marcas más famosas sacan líneas más exageradas y que difícilmente son “defendibles” pero sin lugar a duda, ayuda. No es lo mismo un encaje maravilloso de chantilly a un encaje a máquina que puede ser más tosco y grotesco…El efecto conseguido es francamente diferente. La sensualidad que tratábamos de mostrar con nuestro encaje, puede resultar vulgar.

No trates de ponerte todas las tendencias a la vez. Es mejor combinar tendencia con prendas más clásicas. De esta forma irás más sencilla y será más difícil que te equivoques.

Tienes que ponerte aquello que te guste, con lo que te sientes segura. No te pongas unos zapatos muy altos porque estén de moda si no sabes andar con tacón porque andarás como un “pato” y no será estético.

Es tendencia no llevar todo combinado sino todo lo contrario.

Y sobre todo, “escuchar” la moda y tomar nota pero no seguirla de forma incondicional. Ser sencilla, natural y sobre todo, tú misma.

Hoy día “moda” es prácticamente todo. Se lleva todo.

Lo importante es que te pongas lo que mejor se adapte a tí tanto con tu cuerpo como con tu personalidad y nunca olvides “Menos es más” pero no descuides jamás tu aspecto físico, ni en la playa ni en una fiesta. Y sobre todo…siempre tienes que ser muy natural.

Con la elegancia se nace y no se hace. Ni el dinero ni nada puede hacerte elegante si no has nacido así.

More from Cayetana Vela

Un reloj especial para mujeres super chic: Cat´s Eye de Girard-Perregaux

Blanco con oro rosa y brillantes es lo más.  
Read More