La moda cambia….pero el estilo permanece

Confieso que siempre he sido muy novelera. Quizás por mi afición incondicional a la lectura. Lo cierto es que siempre me ha rondado en la cabeza eso de que, como a San Pablo cuando se cayó del caballo, mi vida iba a cambiar y se iba a transformar después de un acontecimiento especial.

El otro día, jugando al golf conocí a Francisco. Todo un personaje. Una persona interesante que con 85 años salía cada día al campo a jugar 18 hoyos y cuya vida me fue contada entre hoyo y hoyo, todo un ejemplo de una persona que se reinventa y cambia cada día.
No sé si fueron los relatos de Francisco pero he llegado a la firme convicción de que mi vida cambia cada día y no por ningún hecho puntual. Todo suma. Soy lo que soy por todo lo que he vivido y eso nadie puede cambiarlo.
Todo este preámbulo para contaros que no sólo cambio y evoluciono yo. Todo cambia constantemente, como la moda.
La moda cambia cada temporada. Eso es evidente. Pero conviene recordarlo.
En Nueva York me llamaba la atención como la moda cambiaba mucho más rápido y las tendencias se creaban cada 15 días. Casi como el sabio y adivino de Amancio Ortega cambia las colecciones en su “Low-cost Couture”, Zara.
Sin embargo, no soy muy devota a seguir las modas. Sí las tendencias pero no las modas.
Trato de adaptar siempre aquello que mejor me sienta y las tendencias más actuales pero en mi fondo de armario guardo prendas “vintage” que os puedo asegurar que tienen más de 20 años.
Y sigo siendo yo………
Mi afición por la moda empezó con 13 años. Nunca se me olvidará. Era tendencia las amebas. Se me antojó un jersey y una camisa de precio indescriptible. Recuerdo que fue mi abuela quien me lo compró.
A partir de ahí empezó una larga carrera que ha tenido sus más y sus menos. Lo que es seguro es que no ha cambiado significativamente con las modas sino con la edad. La base sigue siendo la misma.
Porque como decía Cocó Chanel: “Las modas cambian pero el estilo permanece”.
Soy de las que piensan que es mejor tener estilo que seguir la moda. Atención….la clave, es el ESTILO.
Con la que está cayendo probablemente hablar de moda os parezca superfluo pero es que soy de las que opinan que hay que cuidarse. No sólo hay que serlo sino que parecerlo. Y la imagen en los tiempos que corren es nuestra seña de identidad. No por los demás sino por uno mismo.
El estilo es una seña de identidad, lo que nos identifica.
Leo en las revistas que la nueva campaña de Gucci que ha hecho Charlotte de Monaco (Carlota Grimaldi) conserva el mismo estilo que el de su abuela Grace Kelly. Efectivamente las fotos recuerdan pero aunque Carlota sea guapa, el estilo de su abuela es inimitable. Sin embargo, llama la atención como las sagas familiares marcan tendencia y conservan estilos. Es como el sello de familia. Eso me gusta.
Me comentó en una ocasión un amigo que si querías saber cómo iba a ser tu mujer cuando fuera mayor, que te fijaras en su madre. Efectivamente esa frase averigué años más tardes que procedía de un dicho del sabio refranero español y es absolutamente cierto. Las madres marcan. Marcan el estilo. Mucho más que las modas. Gracias a Dios. O al menos, así debería ser.
El estilo es innato a la persona. Permanece las 24 horas del día, desde que se levanta hasta que se acuesta. Siempre. Es su esencia. El estilo no sólo es una forma de vestir. El estilo es mucho más que todo eso. Es una forma de vida.
No puedes ir “over-dress” ni “under-dress”, no puedes comportarte de cualquier forma….
Dentro de unas semanas se casa una amiga a la que quiero de forma especial. Guardo su anonimato como siempre hago en este blog. Es una de las personas que conozco que más estilo tiene. Es sencilla y puede llevar un pantalón de Zara y una blusa de Mango que en ella tiene ese toque de distinción, ese sello (de nuevo empleo la palabra) tan especial, tan característico de ella y que hacen que tenga ese toque de distinción que tan poca tiene. Hasta su boda presiento (ya os lo contaré) que va a ser especial. Entre otras cosas por el marco tan especial que ha elegido, inigualable, como el estilo tan especial que ella tiene, Santillana del Mar.
A lo largo de mi vida he conocido gente con estilo. Muy relacionado con mi post de la elegancia que sé que tanto os ha gustado a muchos de vosotros y os agradezco desde aquí.
Pequeñas cosas, cotidianas, que hacen que todo sea especial y tan diferente.
Detalles que ya parece no importar y que para mí son tan importantes. Es lo que marca la diferencia.
La gente inteligente tiene la sensibilidad de apreciar estas cosas. Hay tantas cosas que marcan el Estilo!!!
No tienes que ser aristócrata para poder apreciar el estilo de una persona.
Y estoy de acuerdo, con eso se nace pero también se afianza con la edad. Los años no importan, lo verdaderamente importante está dentro.
Las mujeres, en contra de lo que muchos creen, suelen adquirir mayor confianza y mayor estilo cuantos más años tienen.
Desmarquémonos!!! Crear vuestro propio estilo….
More from Cayetana Vela

Armani Profumo: la nueva fragancia de Armani

¿Qué perfume dirías que define tu personalidad? Ayer jueves, 23 de enero,...
Read More