Sección de moda infantil Little Miss and Chic


Moda infantil

Niños de alta costura. Vestidos para niñas de cuatro mil dólares que sólo le valdrá a tu hija apenas 3 meses, una auténtica extravagancia de la moda de lujo al servicio de los más pequeños. El Mercado infantil del lujo tiene un gran potencial y es cuanto menos completo. ¿Sabías que webs como Borrow Mini Couture alquilan Alta Costura para niños? Como si se tratara de un símbolo de estatus, cada vez son más los padres que quieren gastarse cantidades astronómicas en ropa perecedera para los pequeños de la casa. Y entono el mea culpa porque yo también lo he hecho. El mercado del lujo está concentrando buena parte de sus esfuerzos en atraer a las parejas que no pueden resistirse a ponerles a sus pequeños bodies de Dolce & Gabbana y chaquetitas de lino de Ralph Laurent.

Las marcas de lujo cada vez tienen más en cuenta a los más pequeños de la casa. Colecciones de lujo, no aptas para todos los bolsillos, que se caracterizan por ser muy similares a la de los adultos. Una moda prêt-à-porter e incluso a veces casi de alta costura para niños y niñas, con prendas exclusivas, dignas de una princesa. El sector del lujo para niños no es nuevo. Poiret hacía prendas en los años treinta, y en los cincuenta Christian Dior añadió un segmento de bebé después de un encargo de Grace de Mónaco para su hija Carolina de Mónaco. Hoy, Dior crea 350 referencias por temporada hasta los 12 años, desde un biberón de 16 euros hasta un vestido de 3.000. Y en la firma francesa observan un incremento de estas compras. Burberry diseña para los más pequeños, creando prendas infantiles desde 1972 y hoy fabrica más de 120 referencias, supervisa dos equipos dedicados a la línea de infantil y de bebé que adaptan las líneas de adulto. “Es muy importante reforzar la identidad de marca y mostrar el mismo estilo y calidad. También introduzco iconos como el trench”, explica. El proceso consiste en “analizar las ventas de la última campaña, hacer un análisis de diseño de la temporada y adaptar la colección al mercado”. Little Marc Jacobs. Segmenta en dos edades: bebé de 1 mes a 3 años y niños y niñas de 2 a 12 años. Al igual que DKNY, su colección se encuentra claramente influenciada por la cultura neoyorquina. Una colección joven, fresca y muy urbana. Donna Karan tomó como musa a su hija para crear una primera colección que respondiese al estilo de vida de la mujer urbana, moderna y que sigue la moda. Como su nombre indica, DKNY evoca la energía y el espíritu de Nueva York, prendas fáciles de llevar, para cualquier ocasión y en cualquier momento del día. Las colecciones de DKNY ofrecen permanentemente una mezcla única de estilos, dirigida a diferentes generaciones en todo el mundo.

Stella McCartney lanzó su primera colección de moda infantil en Noviembre de 2010 dirigida a niños y niñas de 0 a 14 años, su colección infantil y bebé propone básicos cómodos y estampados de tendencia. Las prendas de Stella McCartney Kids se caracterizan por sus estampados divertidos para niños; para las niñas: faldas, vestidos y chaquetas de punto. Se prevé que la primera colección infantil de Karl Lagerfeld salga en primavera 2016 una iniciativa de la mano de Children Worlwide Fashion, grupo que alberga marcas para niños tan exclusivas como Chloé, DKNY o Little Marc Jacobs. CWF facturó en 2015 más de 160 millones de euros de volumen de facturación y más de 6 millones de prendas comercializadas por año indican que el mercado infantil del lujo. La colección será para niños y niñas e incluirá ropa y accesorios desde su nacimiento hasta los 16 años. Alber Elbaz ha creado su primera línea de ropa infantil de lujo. La colección está formada por 25 piezas diseñadas para niñas de hasta 4 años entre las que podemos ver vestidos, abrigos y accesorios. Todo ello bajo las señas de identidad Lanvin, un diseño de corte francés, lujo, colores suntuosos, lazadas…Los diseños están inspirados en personajes como Elizabeth Taylor, los príncipes Harry y Guillermo y Madame Grès.

El grande de la moda online, Net-A-Porter ha confirmado que tiene registrado el dominio Petite-a-Porter ante las previsiones de una de las industrias del futuro, la de la moda de lujo para niños. Y, ¿sabías que en los Almacenes Harrods de Londres son 10.500 los metros cuadrados dedicados exclusivamente a moda infantil? Eso sí que es un lujo.

Sofisticados vestidos confeccionados en materiales exclusivos como satén o terciopelo, faldas de tul, blazers de cashmere de Ralph Lauren y un largo etcétera, diseñados para los niños más ricos y chic de todo el planeta. Los colores van desde los pasteles como el rosa para las niñas más clásicas hasta los granates, lilas y azules marino para las más atrevidas. Un vestido de Roberto Cavallli de la colección primavera-verano 2015 para niñas costaba 3.323,71 euros y Jennifer Lopez se gastó 4.000 dólares en 20 minutos en ropa infantil en la parisina tienda Jacadi.

El más importante prescriptor en moda infantil del mundo es Prince George o Príncipe Jorge, hijo de Kate Middleton quien consigue que cada vez que luce una prenda se agote rápidamente. Lo mismo le ocurre a su hermana.

En España, la firma Nanos que viste a Leonor y Sofía ha visto el mismo efecto prescriptor en nuestras princesas españolas, quienes cada vez que lucen los vestidos de la marca también se agotan y la marca ha conseguido posicionarse  en los almacenes Harrods. Entre mis favoritas en España están la clásica Nancy, la Oca Loca o Chucu Chú para los más pequeños. Y Bonnet a Pompon para los más mayores. Entre las internacionales me encanta Bonpoint. Pero aunque son marcas que exceden los precios de otras marcas en ningún caso se trata del lujo extremo que os hemos ido narrando de otras más internacionales.