Moda de lujo y estilo con glamour


Moda de lujo

Decía Óscar Wilde: “A mi dame lo superfluo que lo necesario todo el mundo puede tenerlo”. En la república de la moda hay dos reyes del lujo y una emperatriz, que según la prensa especializada se llevan a matar. Ellos son Bernard Arnault, dueño de Louis Vuitton Möet Hennessy (LVMH), la cuarta persona más rica del mundo según Forbes, y François Pinault, que cedió la corona de su grupo Pinault Printemps Redoute (PPR) a su hijo François-Henry. Ella es Miuccia Prada, que convirtió la tienda de marroquinería de su abuelo en una firma internacional. Entre los tres controlan las principales marcas de la vieja Europa. Por Gucci e Yves Saint Laurent pelearon en los tribunales Arnault y Pinault. Venció este último, que había hecho fortuna comercializando muebles, con la venta por catálogo (La Redoute) y con dos grandes almacenes (Printemps o FNAC) y que por invitación de Tom Ford y Domenico de Sole, de la noche a la mañana, entró en el mundo del lujo y rompió con la hegemonía del grupo LVMH. Ahora, Balenciaga, Stella McCartney y Alexander McQueen son de PPR.

  1. LVMH

LVMH es el mayor grupo de lujo del mundo. Con más de 80.000 empleados, la compañía, liderada por Bernard Arnault, ha focalizado sus esfuerzos en el refuerzo de su división de joyería, con la adquisición de Bulgari y de varios de sus proveedores externos. El grupo, que tiene su sede principal en París, también se ha fortalecido con la entrada en el capital de varias compañías internacionales a través de L Capital, su brazo inversor.

  1. PPR

El también grupo galo PPR es el segundo conglomerado de la industria del lujo, por detrás de LVMH. Liderada por François-Henri Pinault, la compañía se encuentra en pleno proceso de reorientación de su actividad. El grupo está centrando todos sus esfuerzos en reforzar tanto la división de lujo, liderada por Gucci, como la de deporte y lifestyle, encabezada por Puma. Por otro lado, la compañía, que también controla Fnac, mantiene abierto el proceso de venta de Redcats, su negocio de venta por catálogo.

  1. RICHEMONT

El grupo suizo, especializado en joyería y relojería, ha potenciado su división de moda con la adquisición del grupo de distribución online Net-a-porter. La plataforma se unió, tras la compra, a enseñas como Chloé o Azzedine Alaia, que forman parte de Richemont desde hace más de dos décadas. El grupo gestiona tanto la artesanía y el lujo clásico de enseñas como IWC, Cartier o Jaeger-LeCoultre con las nuevas plataformas de venta online y el lujo en Internet de Net-a-porter. En este sentido, mientras este mismo año Richemont anunció la inversión de casi 100 millones de euros en un campus para artesanos relojeros, Net-a-porter se prepara para entrar en moda infantil, hogar y belleza con el lanzamiento de tres plataformas independientes.

  1. HERMÈS

Hermès es, junto a Chanel, una de las pocas firmas que todavía hoy gestionan sus negocios de forma independiente. En el caso de Hermès, la compañía ha vivido dos años convulsos, por la incorporación del conglomerado de lujo LVMH a su capital. No obstante, la familia no tiene intención de ceder la gestión, por lo que crearon a finales del año pasado un hólding que controla más de la mitad del capital de la empresa. La enseña ha entrado en el negocio de la moda para el hogar y continúa potenciando la artesanía y la tradición. En este sentido, Hermès prepara la puesta en marcha de un centro de formación para sus empleados. La compañía, viendo el fuerte potencial de los países asiáticos, creó en 2011 Shang Xia, una marca específica para el público chino.

  1. PRADA

El grupo está liderado por Miuccia Prada y su marido Patrizio Bertelli. A nivel internacional, Prada está focalizando sus esfuerzos en mercados emergentes como Brasil, China y los países del Golfo Pérsico.

  1. CHANEL

Chanel es una de las casas de moda francesas más reconocidas a nivel mundial. La maison, fundada por Gabrielle Chanel, está liderada en la actualidad por los herederos de la familia Wertheimer, socios de Chanel en sus inicios. La compañía se ha dedicado, en la última década, a hacerse con el control de numerosos talleres artesanales e integrarlos en su estructura a través de su subsidiaria Paraffection. Además, también ha apostado por Eres, su marca de moda íntima y baño y ha tejido una red de más de 500 puntos de venta multimarca y varias tiendas propias exclusivas. La compañía también controla la empresa de pieles Tanner Krolle y la armería Holland & Holland.

  1. BURBERRY

Burberry finalizó en 2011 la reestructuración emprendida a principios de 2010 en el mercado español. El cambio de estrategia supuso a la firma británica reducir prácticamente a la mitad sus ventas en España y la retirada del mercado de la línea Thomas Burberry, exclusiva para el mercado nacional. En el resto del mundo, la compañía se encuentra inmersa en un plan de expansión que, en 2011, le llevó a invertir entre 180 millones y 200 millones de libras en aperturas y en las reformas de sus tiendas en París, Londres, Chicago, Hong Kong y Sao Paulo.

  1. ARMANI

Giorgio Armani es uno de los pocos ejemplos de un diseñador que ha conseguido convertir su firma en una empresa, alcanzando la rentabilidad económica y diversificando en sectores como el mobiliario o la restauración. Tras recuperar en 2010 el control de su marca en el mercado español, Giorgio Armani afianzó su presencia en el país con la apertura, después de verano, de un primer establecimiento propio en España de su línea para niños. A nivel global, la compañía podría haber encontrado la fórmula para garantizar su futuro gracias a la creación de una fundación. El diseñador, que no contempla la posibilidad de salir a bolsa o de dejar su empresa en manos de un socio, se estaría planteando la creación de una institución social para colocar allí las acciones de la compañía.

  1. FERRAGAMO

Salvatore Ferragamo se encuentra en pleno proceso de expansión internacional tras su salida a bolsa, en junio de 2011. No obstante, esta fue la última pero no la primera vez que la compañía intentó saltar al parqué. En 2008, Ferragamo realizó su primer intento pero no fue hasta 2011 que consiguió su objetivo. Tras iniciar su cotización, Ferragamo anunció su intención de lanzar una colaboración con Gianni Bulgari, nieto del fundador de la firma de joyería. De este modo, la enseña de calzado diversificó y entró en orfebrería.

  1. TOD’S

El grupo italiano Tod’s es una de las empresas más importantes del sector a nivel mundial. La compañía, liderada por el empresario Diego Della Valle, cuenta con cuatro enseñas que componen el grueso del grupo. La firma que da nombre al grupo es la que reporta una mayor cifra de negocio al grupo. No obstante, el incremento de la demanda en el sector del lujo ha hecho que Roger Vivier, otra de las enseñas de Tod’s, aumentara un 67,9% su facturación en 2011. En este sentido, Diego Della Valle ha anunciado su intención de relanzar la mítica firma de costura Schiaparelli, que compró a través de una sociedad personal en 2006. Este año, el grupo ha vivido un momento difícil debido al fallecimiento de Dorino Della Valle, patriarca de la familia y fundador de la compañía.

  1. VERSACE

La muerte del diseñador Gianni Versace representó un antes y un después en la trayectoria de la firma italiana Versace. Tras tratar de dar la vuelta a su negocio, en 2009, Versace puso en marcha un plan de reestructuración de su negocio, con el fichaje de Gian Giacomo Ferraris como ejecutivo. Actualmente, y tras regresar a beneficios el año pasado gracias a los mercados emergentes, la empresa familiar analiza diferentes estrategias para financiar su crecimiento. Una de ellas es la de dar el salto a la bolsa, como han hecho Prada, Ferragamo o Brunello Cucinelli.

  1. BALMAIN

La firma resurgió de sus cenizas gracias al fichaje de Cristopher Decarnin como director creativo. El diseñador dotó a la enseña de un look rockero con señas de identidad como las hombreras marcadas. Las buenas cifras no tardaron en llegar y la marca de moda de lujo resurgio.