Joyería y relojes de lujo


Joyas y Relojes

La joyería es el producto de lujo por excelencia. Una joya es un lujo en sí mismo. Alcanzar lo inalcanzable es algo propio del ser humano, puede que no pueda aspirar a ello hoy, pero siempre será una meta a conseguir. No olvidemos además que la joya, si bien puede convertirse en una inversión, no tiene más función que la de la belleza y este concepto sobrevive a cualquier contexto económico por difícil que sea. No podemos desdeñar que hay joyas de todo tipo y para todos los bolsillos. La creatividad, además de otros factores económicos han contribuido a que la joyería sea un complemento imprescindible en nuestro modo de vestir, en nuestro estilo de vida.

El auge de los “diamanteros” indios se produjo en los años 80 cuando se ponen de moda los pavés de diamantes. Esto hizo que la industria joyera comenzara a demandar grandes cantidades de diamantes muy pequeños que exigían gran cantidad d emano de obra para piezas que tampoco tenían alto valor económico. Esta demanda hizo que se desarrollase la industria del pulido en la India. De esta forma, los “diamanteros” indios que entendieron el mercado se convirtieron en líderes de la industria.

De Beers se enfocó en aumentar el consumo de joyería con diamantes y creó la archiconocida frase: “Un diamante es para siempre”. Con ella tuvieron mucha influencia en todo el mundo. Lograron incluso que los japoneses incluyeran en sus costumbres la de regalar un anillo de compromiso.  Los diamantes actualmente se han convertido en símbolos de amor, un estilo de vida y se asocian a un estatus social. La industria de la joyería ha crecido apoyándose sobre el desarrollo económico de los nuevos mercados, la incorporación de la mujer como compradora, el buen oficio de marcas como De Beers, el apoyo de la prensa y el respaldo de las tendencias de la moda han sido sin duda claves en el desarrollo e impulso de esta industria que tanto nos gusta en Miss and Chic.

Grandes nombres como Cartier, Bulgari, Van Cleef & Arpels o Graff Diamonds ostentan una cuota de mercado de sólo el 5%, pero Tiffany & Co es la única gran compañía del sector de la joyería. Qatar Holding, el fondo soberano de Qatar, se hizo con el 5,2% de la compañía estadounidense. De este modo, se convirtió en su primer accionista.

Las joyas son un adorno y al mismo tiempo un valor acumulado. Las joyas no pasan de moda y las generaciones pueden usarlas una y otra vez y revivir los momentos pasados y apreciar su memoria. Quizá es lo único que uno puede disfrutar en poseer y usarlo y en algún momento regalarlo, no se desgasta, su valor se mantiene tanto en lo emocional como en su valor monetario. La Joyería es el último Lujo, siempre mantiene su valor, es fácil de transportar y de guardar…..La Joyería, y en especial para mí el diamante –al que le dedico especial detalle en esta sección de Miss and Chic- es el regalo que el que lo recibe jamás olvidará porque es para siempre, ¿De cuántas otras cosas podemos decir lo mismo? Sin duda una de mis secciones favoritas en Miss and Chic Blog.