Zapatos de mujer y complementos de lujo con estilo


Zapatos de mujer y Complementos

Tom Ford hace unos años dijo: “Si un bolso es atractivo, te hace sentir bien. Se trata de la proporción, la forma, la línea, el material, el equilibrio. Si todo ello es agradable, se venderá. Si es más que eso, tienes que poseerlo porque si no te mueres”.  La famosa actriz estadounidense  Bette Midler en una entrevista comentó “Dadle a una mujer el calzado apropiado y conquistará el mundo”. Y es que hay algo inexplicable en los accesorios que al poseerlos te hacen sentir mejor, más segura de ti misma, te inundan las ganas de salir a la calle y demostrar quién eres.

Si hay algo que he entendido y que intento no olvidar nunca es la inmensa importancia que tienen los complementos. Un estilismo nunca está completo sin un bolso o unos zapatos que lo adornen.

Existe un bolso y zapato para cada ocasión y para cada tipo de mujer. Por ejemplo los bolsos XXL son perfectos para una mujer todoterreno, para aquellas que sabéis cuando vais a salir de casa pero nunca tenéis la certeza de cuando vais a volver. Los bolsos de mano en cambio son para las mujeres prácticas, para las que tienen la suerte de poder ir por la vida con las llaves, el móvil, una barra de labios y poco más.

Lo que la mayoría de nosotras no podemos negar es que, más de una vez nos hemos visto a nosotras mismas agarrando el bolso, haciendo el gesto de levantarlo para que todo el mundo admirase el diseño y la forma, del culpable de haber elevado ese día tu look a la excelencia.

Mi amor por los accesorios viene de mucho tiempo atrás, recuerdo perfectamente cuando me regalaron mi primer bolso y mi primer par de zapatos con la suela roja. Recuerdo el sentimiento de felicidad que me invadió y desde entonces me dije a mi misma que cada año me regalaría un accesorio único que con solo mirarlo en mi armario, me recorriese una sensación de dicha y un impulso incontrolable de ponérmelo y salir a la calle con paso firme a comerme el mundo.

Para mí, lo ideal de los complementos es su funcionalidad a la vez que su toque de elegancia y distinción. Nada como un sencillo clutch negro con toques metalizados para completar un vestido de coctel,  te permite relajar tus brazos y poder andar con libertad y ligereza además de añadir un toque de feminidad y delicadeza que me encana potenciar. Para el día me decanto por los bolsos grandes, ando todo el día corriendo por Madrid, de una reunión a otra y necesito un accesorio que me permita guardarlo todo.

¿Sabías que hay complementos que superan con creces el precio estándar, creando lujos y caprichos que no están al alcance de todos? Entre ellos existen sombreros, plumas, colgantes de oro y todo tipo de joyas que consiguieron mostrar uno de los mejores lujos para todos.

Entre los sombreros más caros del mundo, existen los de la marca Montecristi Panamá, que llegan a costar hasta 100.000 dólares, elaborados en paja exclusiva de manera totalmente artesanal y pintados con un toque fascinante de estilo, tienen una forma redondeada única, de la que no se sabe cuál es el resultado final.

Los complementos más caros del mundo, también continúan con las camisas trenzadas de oro, las cuales han sido creadas con lingotes e hilos de este material tan preciado, la pieza única llegó a costar alrededor de 250.000 dólares, como ves precios que están siendo valorados como los más innacesibles, creando lujos al alcance de sólos unos pocos.

El mítico Birkin de Hermès no tenía suficiente con haber sido concebido con el icono de los 60 Jane Birkin en mente que ahora, además, hace Historia: se ha subastado en Hong Kong por 222 mil dólares, convirtiéndose, así, en el bolso más caro del mundo.

Cada una de nosotras tiene unas circunstancias y unas necesidades pero lo que está claro es que apostando por accesorios de calidad, nunca te aburrirás de la ropa que tienes en tu armario, ya que estos te permiten dar mil vueltas a cada uno de tus estilismos.