Y, el nuevo perfume masculino de YSL

La “Y” tiene un dueño indiscutible en el mundo de la moda y la belleza, y ese es Yves Saint Laurent. El modisto francés supo darle un nuevo sentido al diseño, consiguiendo crear un nombre propio asociado a la exclusividad, distinción y elegancia. Durante su larga trayectoria supo materializar esto no solo en sus trajes de sastre y zapatos, también en accesorios que están elaborados de tal manera que con el paso del tiempo sólo consiguen convertirse en auténticas reliquias de la moda para toda fashionista. Consiguió  también afianzarse en el mundo de la belleza, creando así un imperio con nombre propio.

Hoy os quiero hablar en exclusiva del último perfume de la casa francesa para hombre. En mi opinión en el perfume es el accesorio imprescindible del hombre, característico y personal que, como cada perfume, dice mucho más de lo que nos creemos. Yves Saint Laurent presenta Y (Why), un homenaje a ese creador atrevido e innovador.

Desde el primer momento, cuando te adentras en la historia de este perfume te das cuenta las ganas que tiene la marca de hacer algo diferente, atractivo sin renunciar a su esencia, y sin duda lo ha conseguido.

La Y, es el eje sobre el que gira este perfume. Un símbolo que nunca ha faltado en las creaciones de la marca, y que tal y como ellos afirman, “ es un símbolo del espíritu innovador de la juventud”.  El nuevo hombre Yves Saint Laurent no entiende de patrones únicos ni de individualidades, es la diversidad de una generación lo que mueve a este grupo que basa su éxito en el esfuerzo, el trabajo e inspiración.

Una interesante y ambiciosa idea que el reconocido perfumista Dominique Ropion ha traducido en un aroma inspirado en dos básicos del armario masculino: la camiseta blanca y la chaqueta negra  de corte perfecto.

El primero se asocia notas frescas de aldehídos blancos, bergamota y jengibre, y el segundo a notas de abeto balsámico, un acorde de ámbar gris e incienso, dando como resultado un perfume eléctrico, masculino y elegante.

El frasco

La responsable del diseño del frasco es Suzanne Dalton, que siguiendo con la estética YSL, ha creado como dice ella “una expresión de pureza”. Una botella de vidrio con un elegante cierre y una imponente Y metálica.

Unos embajadores de lujo

Para esta campaña Yves Saint Laurent ha elegido como embajadores de este perfume a tres hombres que representan a la perfección el espíritu joven e innovador de la masculinidad moderna: Alexandre Robicquet es un investigador que está derribando los límites de la inteligencia artificial, Loyle Carner un joven rapero londinense que consigue cautivar con sus composiciones y el escultor David A. Flinn. Personalidades diferentes, exitosos en diferentes ámbitos y que poco a poco van alcanzando sus metas.

La fragancia de la Generación Y (Millennial) ya tiene un perfume que les represente, y nadie mejor que Yves Saint Laurent para hacerlo posible.

 

TODO EMPIEZA CON UN “POR QUÉ”.

More from Cayetana Vela

Organic Experience, resetea tu cuerpo de forma saluble

¿1,5 kg de verduras y frutas en una botella? Sí, y todo...
Read More