Qualité Fleurier de Chopard

El sello Qualité Fleurier supone, sin la menor duda, el reconocimiento relojero más exigente del mundo. Para obtenerlo, el movimiento deberá haber sido previamente certificado COSC y superar las pruebas Chronofiable y Fleuritest. El nuevo modelo Chopard L.U.C Qualité Fleurier, certificado, elegante y refinado, representa la esencia misma de la Alta Relojería.

 
Enteramente desarrollados, realizados y montados desde 1996 en Fleurier y en el seno de la Manufactura Chopard, los movimientos L.U.C representan la quinta esencia de la Alta Relojería, y el reflejo del espíritu del fundador de la marca, Louis-Ulysse Chopard. Premiados en muchas ocasiones y reconocidos como un crisol de perfección, los  relojes de la colección L.U.C responden a los más altos estándares de la buena factura helvética. La Casa Chopard ha sometido, por tercera vez, a una de estas piezas al test de Calidad Fleurier. Se trata de una certificación independiente  que se considera extremadamente difícil de obtener. En 2012, la manufactura ha vuelto a presentar un nuevo modelo L.U.C Qualité Fleurier, cuya esfera ostenta orgullosa  las menciones « Qualité Fleurier » y « Chronometer ». 

Una certificación global 

 

El sello Qualité Fleurier supone una garantía de calidad global extremadamente exigente, que concede la Fundación del mismo nombre. La Fundación Qualité Fleurier es un organismo independiente de certificación creado en 2001. Está a disposición de  todas las marcas de relojería suizas y europeas y funciona bajo el control de una Comisión técnica y del Consejo de la Fundación. La independencia, y por lo tanto la objetividad de estos dos organismos, está garantizada por el apoyo de los poderes públicos suizos, entre ellos, el de la misma Confederación Helvética.   

El procedimiento de certificación pasa por una sucesión de etapas, cuyo objetivo es garantizar, no solo la precisión del movimiento del reloj, sino, al mismo tiempo, su fiabilidad, su durabilidad y la calidad de sus acabados estéticos. Tras el movimiento se prueba el reloj acabado, a través de una simulación de usuario. De ahí el concepto de calidad global.  

Tres pruebas para una certificación 

La precisión de cada movimiento está controlada por la referencia en la materia, el Control Suizo de Cronometria (COSC), la única instancia habilitada en Suiza para conceder el envidiado título de « cronómetro ». Durante las dos semanas de tests que ponen a prueba el movimiento, en cinco posiciones y bajo tres niveles de temperatura diferentes, la variación de la marcha de este último no debe desviarse de la tolerancia  -4/+6 segundos por día. Por su parte, la durabilidad y la solidez son controladas por el protocolo Chronofiable, que se practica, de manera aleatoria, sobre una muestra representativa de relojes terminados. Estos son sometidos a una serie de pruebas de envejecimiento en condiciones de calor, frío y humedad y también a tracciones y presiones repetidas sobre la varilla del remontoir, a numerosas activaciones de los botones, a campos magnéticos y a golpes violentos. Este test tiene una duración de tres semanas. Posteriormente, el correcto funcionamiento del reloj acabado se controla a través del paso por el Fleuritest. Se trata de una máquina desarrollada especialmente por la Fundación Qualité Fleurier para reproducir, lo más fielmente posible, las condiciones en las que ha de funcionar un reloj sobre la muñeca a lo largo de 24 horas. La variación de la marcha se controla ópticamente a través de una cámara conectada a un ordenador y debe de mantenerse entre 0 y +5 segundos durante todo el ciclo de 24 horas. 

Únicamente los relojes que hayan superado todos estos tests con éxito y cuyo movimiento presente el nivel de acabado estético exigido podrán recibir la etiqueta Qualité Fleurier. 

L.U.C Qualité Fleurier  

Por cuarta vez en su historia, tras el primer L.U.C Qualité Fleurier en 2005, el L.U.C Tech Qualité Fleurier en 2009 y el L.U.C Triple Certification Tourbillon en 2011, la Manufactura Chopard presenta un modelo marcado con este prestigioso sello. Para subrayar las excepcionales calidades técnicas de este auténtico instrumento de precisión, la esfera del nuevo L.U.C Qualité Fleurier revela unos inéditos refinamientos, que hacen destacar al máximo la legibilidad: el plateado satiné soleil, como para capturar la luz, ofrece un destacado contraste a sus agujas doradas. En cuanto a los índices, estos delicados apliques en forma de  bastones dorados están coronados por una vía férrea.   

La caja, de oro rosa de 18k de 39 mm de diámetro, y abierta sobre el fondo, alberga el calibre L.U.C 96.09-L dotado de dos barriletes superpuestos según la tecnología « Twin ». Su reserva de marcha es de unas 65 horas. Latiendo al ritmo de 28’800 alternancias por hora, propone las funciones de horas, minutos y segundero pequeño a las 6h. Sumergible a 30 m, el nuevo L.U.C Qualité Fleurier se entrega montado sobre una correa de cocodrilo marrón cosida a mano, equipada con una hebilla de oro rosa. Este modelo fuera de lo común se realiza en una edición limitada de 300 ejemplares. 


Detalles Técnicos 

Caja: 

·    Caja de oro rosa de 18 k 

·    Diámetro total             39 mm 

·    Grosor            9,47 mm 

·    Sumergible a            30 metros 

·    Corona de oro rosa de 18 k con logo  L.U.C 

·    Cristal de zafiro anti reflectante 

·    Fondo abierto 

Movimiento: 

·                Automático                                                 L.U.C 96.09-L  

·    Diámetro 27,40 mm 

·    Grosor 3,30 mm

 

·    Número de piedras 29 rubís 

·        Frecuencia 28’800 A/h 

·    Reserva de marcha 65 horas 

·    Dos barriletes superpuestos, tecnología L.U.C «Twin» 

·    Certificado Cronometria  (COSC) 

·    Certificado « Qualité Fleurier » 

Esfera y agujas: 

·     Esfera argenté satiné soleil

 

·      Agujas de las horas, los minutos y segundero pequeño, doradas 

Funciones: 

·      Horas, minutos, segundero pequeño a las  6 horas    

Correa y hebilla: 

·    Correa de cocodrilo marrón cosida a mano   

·    Hebilla de oro rosa de 18k. 

Ref. 161896-1004 Edición limitada de 300 piezas 

 

More from Cayetana Vela

Gladiadoras urbanas, las verdaderas sandalias romanas de lujo

Son el calzado estrella de la temporada, las habréis visto por la...
Read More