Royal Hideaway Sancti Petri: Una escapada de lujo con vistas al Atlántico

Dice la RAE que improvisar es hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación. Y estoy segura que muchas de vosotras podéis corroborar que los planes de última hora resultan ser los mejores y más sorprendentes, como lo es también el masaje improvisado del maravilloso Royal Hideaway en Sancti Petri.

El nombre por si solo ya llama tu atención cuando ves la carta de tratamientos. Es la interpretación más personal de tu cuerpo con el objetivo de reducir la tensión y el estrés acumulado. Un masaje que comienza con una entrevista previa con el Wellness Personal Assistant del hotel, que garantiza un plan acorde a las necesidades de cada uno, ofreciendo un trato personalizado donde la amabilidad y la confianza en su personal es plena.

El poder de los masajes es algo indiscutible, y más aún cuando entran en juego nuestros cinco sentidos.  Dejarse llevar por las manos de los profesionales del Royal Hideaway es un auténtico lujo para nuestro cuerpo, y es que como su nombre indica, el masaje evoluciona en función del momento en el que se da y las tensiones tengamos e incluso las propias sensaciones del terapeuta, no habiendo nunca un masaje igual.

Una experiencia única e interactiva, que tiene como banda sonora sonidos relajantes, mientras las plumas, instrumentos y otros elementos (¡incluso alimentos!) irrumpen de manera sutil durante este masaje, haciendo que por unos momentos la realidad se diluya y se convierta en un auténtico oasis.

Y es que encontrar el bienestar interior y exterior es uno de sus distintivos, con el título de mejor spa de resort de España, no extraña cuando subes a la terraza convertida en un centro de belleza oriental: Sky Wellness Terrace, con cabinas al aire libre que permiten disfrutar de las vistas al Atlántico. Además este año se alia con la prestigiosa marca de lujo Perricone MD para dar como resultado Perricone Retreat: 3 días para probar sus estupendos tratamientos, complementándolos con sus productos y siguiendo su dieta homónima, todo de manera personalizada. Muchos ya lo conocen como el campamento de belleza con el que tu piel resurgirá, con un aspecto envidiable.

La excelencia del spa del Royal Hideaway  se extiende a todos lo que rodea este hotel que para esta época estival se convierte en uno de los destinos más apetecibles. Vistas al mar, atardeceres mágicos y la arena blanca de la playa de la Barrosa a tus pies. Hace un par de fines de semana, tuve la oportunidad de pasar unos días aquí y además en la mejor compañía que se podía tener,mi familia. Sin duda, un sitio al que volveré más pronto que tarde. Sus jardines tropicales y lagos naturales crean un ambiente idílico, exótico y propio de unas vacaciones de lujo.

Todo el personal del hotel nos hizo sentir como en casa, y sobre todo, disfrutar. Habitaciones con un encanto especial y unas vistas de lujo que hacen de los amaneceres un momento para inmortalizar.

Por supuesto, su propuesta gastro no se queda atrás desde el restaurante Atunante, que tiene al atún rojo de almadraba como principal protagonista hasta la Zumería donde preparan deliciosos y saludables zumos naturales.

Mi adoración por Madrid es innegable, es mi ciudad, tan atractiva y divertida como frenética y a veces agotadora. Algo de lo que te das cuenta en cuanto pisas la fina arena de la playa justo debajo del hotel,respiras aire fresco y las olas se convierten en unas inesperadas compañeras de juegos, y sino que se lo digan a mis hijos. Una jornada igual de agotadora que entretenida.

Una de los deportes que más disfruto y en parte es porque puedo compartirlo con mis hijos, es el golf, gran responsable de esta escapada. El Hotel Hideaway se encuentra al lado de los mejores campos de golf de España como el Sancti Petri Hills Golf o Club Novo Sancti Petri. Un paisaje inigualable para practicar este deporte.

Un must que no puede faltar en tu lista de próximos destinos.

 

More from Cayetana Vela

Una piel rejuvenecida con Fluido Fantástico by KENZOKI

Cada día nuestra piel sufre debido a las inclemencias meteorológicas, el estrés...
Read More