Secretos de belleza de madre a hija para una piel fabulosa

El tiempo vuela, es un hecho, pero desde que fui madre, lo hace a una velocidad aún mayor. No te das cuenta y ya estas compartiendo confidencias con tus hijas, las conversaciones cambian, y cada vez encuentras más cosas en común que te hacen vivir momento únicos y muy especiales. Desde el primer momento buscamos ser el mejor ejemplo, y enseñarles todo lo que podemos.

Mis hijos ya empiezan a entrar en ese momento de la adolescencia en la que la piel se revoluciona, comienzan los primeros signos de acné y demás efectos de esta etapa tan característica que todos hemos sufrido en mayor o menor medida. Desde siempre les he querido inculcar la costumbre de cuidar la piel, igual que lavarse los dientes todos los días, lavarse la cara y echarse su crema hidratante es fundamental para que la piel luzca sana, y es que en un futuro estoy segura que me lo agradecerán.

Pieles jóvenes con los nervios propios de la adolescencia cuando se trata este tema, no podía confiar en otra persona que no fuese la gran Cristina Galmiche y todo su equipo. Mi confianza en ella es total por eso no dudé en poner en sus manos a mi hija, que después de su sesión beauty, salió encantada y con esa sensación de “más mayor” que sientes en estas primeras veces.

Los centros de Cristina Galmiche se han convertido en un punto de referencia en cuanto al cuidado de la piel con sus ya conocidísimas oxigenaciones, que una vez que las pruebas se convierten en un imprescindible que se convierte en el punto de partida para recuperar y limpiar en profundidad la piel. Da igual, el sexo o el tipo de piel las oxigenaciones serán el aliado perfecto para acabar con la suciedad e impurezas que se acumulan en nuestro rostro.

El poder de sus manos, el drenaje de sus impurezas, tal y como reafirman desde sus centros es una de sus máximas, que se complementa con una prodigiosa paciencia en cabina y con, para mí fundamental, un diagnóstico personalizado que se adapta a las necesidades de cada persona. El trato y la implicación tanto de Cristina como todos los que forman parte de su centro es impresionante, sea la primera vez que les visitas o la decimotercera en un mes, siempre se pararán a analizar, ver y decidir cuál es la mejor opción recomendado ese tratamiento estrella con el que tus necesidades y deseos se cumplirán.

En el caso de mi hija, no dudó, su oxigenación era la Oxigenación Anti-Acné. Teniendo en cuenta el tipo de piel, hábitos…sabía que con esta oxigenación era la ideal. A diferencia de otras, se trata más de un tratamiento de largo alcance que un gesto mensual o espaciado. Se realiza un seguimiento semanal de la piel que realiza Cristina Galmiche y una dieta cosmética en casa que nosotras seguimos a la perfección sin opción a saltársela.

Durante este tratamiento la piel se manipula con la intención de equilibrar la producción de la glándula sebácea por eso a veces tras este tratamiento suelen salir cabecitas acneicas pero que a través de su servicio exprés consigue tratarlas de manera eficaz evitando cualquier situación de pánico tan común entre las adolescentes. Las oxigenaciones se acompañan de activo anti-inflamatorios y mascarillas que ayudan a equilibrar el pH cutáneo y la producción sebácea en una combinación ganadora que nota el propio paciente y el resto. Este tipo de oxigenación para pieles acneicas se realiza como mínimo durante 8 sesiones, siendo recomendable una por semana.

Seguro que más de una madre me está leyendo, así que aprovecho también, para invitaros a que descubráis las otras 4 oxigenaciones según el tipo de piel que nos propone Cristina Galmiche, y es que entonces, no habrá excusa para un día beauty madre e hija.

 Y como siempre insisto, el idilio entre los tratamientos y el cuidado en casa es la clave para conseguir y mantener unos resultados fabulosos. Por eso en casa no el Ritual de Limpieza Trifase de Cristina Galmiche, que utilizamos todas y que es una auténtica maravilla. Basado en tres activos 100% naturales que actúan en equipo hacen de la leche limpiadora, la Loción Calmante y la loción Equilibrante el trío ganador para una piel de cine.

 

Se trata de tres pasos muy sencillos que empieza por la Leche Limpiadora, que se encarga de limpiar en profundidad la leche gracias al Aceite de Germen de Trigo y que además contiene una dosis considerable de minerales y vitaminas que hidrata y mejora la superficie cutánea. Uno de los trucos que nos da Cristina es la de retirarlo con pañuelos faciales y no con algodones como muchas veces solemos hacer, ya que de esta manera se consigue arrastrar más fácil los restos de maquillaje.

La Loción Calmante es uno de los favoritos en casa, un agua enriquecida cuya fórmula contiene Hamamelis, anti-inflamatorio, anti-séptico y foto-protector, Agua de Rosas, propiedades relajantes, Glicerina, que mantiene hidratada la piel, y vitaminas E y C, que mantiene la piel joven. La fragancia natural a base de rosas es un auténtico placer para los sentidos!

Y acabamos con la Loción Equilibrante, mi favorito, ya que exfolia de manera sutil y progresiva el rostro despidiéndonos así de toda la suciedad que se acumula en el rostro a la vez que es un elixir aclarante con acción foto-rejuvenecedora. Además, es perfecto porque también puede utilizarse en cuerpo.

Rutinas que se convierten en hábitos compartidos y que además cuentan con el aval de la experta Cristina Galmiche, y que, sin duda, no entienden de edades.

More from Cayetana Vela

Again Cashmere, tacto de lujo para nuestra piel

El sentido del tacto es uno de los más curiosos e importantes...
Read More