Spicebomb, un perfume sin concesiones by Viktor&Rolf

En 2005, Viktor&Rolf lanza su primera bomba: flores en profusión en un perfume femenino sensual al extremo… Así nace el mito Flowerbomb.

¿Y si ahora fuera el turno de que los códigos de la perfumería masculina dinamitasen?

¿Y si los hombres tuviesen por fin una fragancia tan sorprendente como Flowerbomb hecha a su medida?

Deliberadamente potente, sensual, audaz…

Spicebomb, la promesa de un concentrado de personalidad explosiva.

Algo está a punto de hacer… ¡Bum!

Un hombre rico en contrastes y misterio. Evasivo, liberado de las convenciones, un seductor carismático que desafía todos los estereotipos. A la vez sofisticado e irresistiblemente sexy.

Que encarna una elegancia
intemporal y, no obstante, perfectamente anclado en
su época. Reconfortante y tan excitante como un peligroso flirteo. Su fuerza y su
sensibilidad, su inteligencia y su virilidad… Es un hombre que lo asume todo, incluso las
paradojas. Cautiva y electrifica.
Lleva la atracción a su clímax. Provoca el deseo…

Detonación olfativa inmediata. Viktor&Rolf revoluciona nuevamente las convenciones revelando un perfume sin concesiones. Un concentrado explosivo de sensualidad masculina. Como una bomba. Spicebomb.

Sorprendente en una primera inspiración, adictivo desde el instante siguiente…

Spicebomb logra encontrar el punto de equilibrio entre fuerza y elegancia, intensidad y sutileza. Gracias a una escritura olfativa resueltamente singular, se impone como un nuevo ímpetu de energía y de elegancia. Un cóctel de virilidad y refinamiento de la mano de Viktor&Rolf.

Potencia, audacia,voluptuosidad…
Spicebomb revela la masculinidad en todas sus dimensiones.

Una caja clásica, o casi: distintiva, pura, ultramasculina, con una silueta rectangular y
un tono único gris plata.

Una banda negra brillante, cuyo relieve evoca la cinta de grano grueso emblemática de la Casa, lleva grabado el nombre del perfume, Spicebomb. Y, obviamente, esta caja que no deja presagiar nada de su contenido lleva el sello Viktor&Rolf.

3, 2, 1…

En el interior, un frasco sorprendente: una granada reinterpretada a la medida para
una fragancia de perfume explosivo. Un arma chic, sofisticada, rediseñada con el
toque arty que caracteriza a Viktor&Rolf.

Un verdadero objeto de lujo: después de trabajarla como un diamante para Flowerbomb,
la granada se reinventa en una escultura de vidrio de formas magistrales, regulares,
masculinas. Código de colores: negro y plata, además de un gris cuyas inflexiones cálidas evocan la sensualidad del perfume.

Una banda negra ciñe el frasco, como para contener toda la potencia y la tensión de la
bomba olfativa disimulada en su interior.

Detalle final: el perfume se libera retirando el seguro, reinterpretado con el sello Viktor&Rolf.

La explosión olfativa es ineludible.

El perfumista Olivier Polge ya nos había sorprendido con la explosión floral de Flowerbomb… Hoy crea, como una evidencia, la fragancia desmesuradamente sexy
de Spicebomb.

“Todo comenzó con ese nombre, ‘Spicebomb’. Viktor&Rolf me comunicaron inmediatamente su deseo de crear un perfume impactante, rico en especias,
verdadero factor de adicción. Ese perfume necesitaba una nota directa, potente, compuesta por las mejores materias primas.
Así como Flowerbomb es una explosión de flores, Spicebomb es una deflagración de especias, de fuertes contrastes olfativos.

Las especias, incisivas y deslumbrantes, desempeñan el papel principal; desconciertan,
perturban, despiertan las otras facetas, más redondas, más envolventes, con sus
inflexiones vivas y mordientes, ardientes o heladas.”Olivier Polge

Spicebomb nació del encuentro incendiario entre dos acordes de tonalidades casi opuestas: el primero, irresistiblemente adictivo, asociado a un corazón de especias incandescentes –chile y azafrán– posee la redondez masculina del cuero y del tabaco,
y la fuerza bruta, distinguida del vetiver. El segundo, detonante, deja estallar las frescas
notas de cáscara de bergamota y pomelo, mientras que las especias frías –elemí y pimienta rosa– imprimen su matiz helado.
Spicebomb es un destello de especias cautivado por un frescor envolvente, un arrebato
de potencia controlada

Cómplices de Viktor&Rolf desde hace muchos años, los fotógrafos Inez Van Lamsweerde y
Vinoodh Matadin realizaron una campaña visual absolutamente impactante para Spicebomb.
En la línea de mira, el modelo norteamericano Sean O’Pry: una belleza misteriosa, casi
icónica. Clásica, pero sexy. Viril, pero sensual. Chic, pero animal.

La belleza asumida
de un hombre que controla perfectamente su cuerpo, su look, su poder de seducción.
¿Atractivo? Irresistiblemente.
Reflejo masculino de la campaña Flowerbomb, el hombre Spicebomb se exhibe listo para
abrir el explosivo frasco.
Su sensualidad felina hace eco al gris cálido, casi carnal, del fondo.

Acentuada por los juegos de luces y sombras, la tensión alcanza su punto culminante.

Contenida hasta entonces, la potencia de la fragancia se expresa finalmente, con tal
intensidad que rompe el frasco. El perfume se libera en medio de los fragmentos…

Vista por Viktor&Rolf, la explosión de olores se controla, es gráfica. La firma de una Casa de una estética detonante.

More from Cayetana Vela

Descubre mi último secreto capilar

Después del verano nuestro pelo suele estár más dañado, sin brillo, con...
Read More