Todas queremos unos Jimmy Choo´s o unos Manolos- Spring Summer 2012

Miente la que diga que no.

Todas queremos unos. Tienen nombres sofisticados, por ser un nombre anglosajón difícil de pronunciar para unas o por ser un nombre español muy coloquial, que hace que sea más extravagante para otras. Pero todas queremos unos.

Las hay que compran imitaciones de chinos por internet y que alguna me ha llegado a confesar con alguna copa de más…y las hay que ahorran y dejan de comprar varios meses para tener unos. Incluso las hay que aunque sean objeto de su más ardiente deseo no los tienen aún y critican a las que los tienen.

Pero os aseguro que el subidón que te da subierte en unos Jimmy Choo´s o en unos Manolos sólo una mujer que los ha llevado los puede explicar.

Ni los psicólogos más prestigiosos pueden explicar por qué las mujeres adoramos fervientemente los zapatos. Por qué podemos acumular y acumular como si fuéramos la tan criticada Imelda Marcos sin nunca cansarnos. Y es que los zapatos, nos ponen…..

Y no sé explicar por qué nos gustan más los J.C. o los Manolos pero hasta han hecho series de televisión cuyo leiv motiv eran los Manolos (como Sexo en NY) sin que nos extrañara ni nos hiciera cuestionar el por qué de la cuestión.

Mi post no va a dar la solución simplemente expone la realidad….la realidad de porqué algunas amigas me llaman para ver si hay alguna venta especial o puedo conseguirlas descuento, de por qué todas queremos subirnos en ellos…Eso se lo preguntaré a algún prestigioso psicólogo amigo pero me temo que él tampoco tendrá la respuesta….en todo caso trataré que escriba sobre el tema.

Las formas, los diferentes tacones, las pieles…¿o será simplemente el fetichismo de llevar la marca?

Pero es incuestionable que nos gusta, que nos da seguridad, que la pierna nos la hace más estupenda (como dice una gran amiga mía), y que todas queremos unos.

Es un exceso. Y más en tiempos tan duros como los que mucha gente está viviendo. Y al o mejor es eso, el deseo de lo prohibido, el objeto oscuro de nuestros anhelos más escondidos lo que nos hacen desear tan ardientemente estos caprichos.

En Madrid, en Serrano y en Ortega y Gasset puedes satisfacer tus deseos. No tiene rebaja nunca. No pasan de moda nunca. En internet, en Net a Porter puedes comprarlos a veces a precios algo más rebajados pero tienes que ser veloz si no quieres quedarte sin tallas y ojo! que cuando sumas tasas y portes casi te salen como en Madrid. En NY y Londres cuestan lo mismo. Se han puesto de acuerdo…si quieres uno, deberás pagarlos caros. Pero te advierto que…merece la pena.