Turkish Airlines, un viaje de lujo en las alturas

Viajar, conocer sitios nuevos es para mí uno de los claros ejemplos de lo que es el lujo, y es que al final se trata de experiencias imborrables en momentos de tu vida que con el paso del tiempo se convierten en recuerdos que bien te sacan una carcajada improvisada y que recreas y vives como la si fuese la primera vez.

Gracias a los aviones ciudades que se encuentran separadas a miles de kilómetros incluso con océanos de por medio se acercan más que nunca. He tenido la suerte de volar muchas veces en mi vida y es una sensación única, ese cosquilleo en el despegue que aunque sabes perfectamente cómo es no deja de sorprenderte. Durante los últimos años las principales compañías aéreas han cambiado el concepto de  viajar totalmente dándole una interpretación más experimental y atractiva para el pasajero sibarita y exigente.

El propio vuelo se convierte en otra especie de viaje que complementa nuestro destino final, convirtiendo el avión en un espacio único de confort y exclusividad. Un ambiente de lujo con un servicio y propuestas que parecían imposibles de adaptar a las grandes alturas pero que lo han conseguido a la perfección. Esto lo he podido confirmar en mi último viaje a Tanzania del que os he estado hablando estas semanas.

Turkish Airlines, la reconocida aerolínea fue la encargada de llevarnos a nuestro destino. Nombrada como la mejor aerolínea de Europa del sur, es innegable que este título tiene que ver con su incesante actividad por agradar y sorprender a sus pasajeros, haciendo del viajar un auténtico placer. Su Business Class es de las mejores en las que he volado, mi asiento muy cómodo se adaptaba perfectamente y contaba con privacidad y espacio suficiente que hicieron del viaje una experiencia estupenda. Además contábamos con un kit que incluía un antifaz, tapones, calcetines e incluso un bálsamo labial imprescindible para estos viajes largos en los que las altas presiones hacen mella en nuestra piel.

Pero si algo diferencia a la aerolínea turca del resto es su maravilloso catering, y es que en el avión nos esperaba un chef a bordo que nos deleitó con unos deliciosos platos preparados en el momento y con productos de máxima calidad que nos sorprendió y mucho. Además nos lo presentaron en una estupenda vajilla de porcelana, mostrando una vez más porque es una de las aerolíneas más exclusivas del mundo.

Atentos en todo momento, su tripulación hizo que nos sintiésemos muy a gusto y es que viajar con todas estas comodidad hace que el tiempo pase sin darte cuenta.Galardonado con numerosos premios, Turkish Airlines, es sinónimo de innovación y lujo acompañado siempre de confort.

Mención aparte merecen sus baños, que como ya os avancé en el post del otro día, cuentan con plantas que decoran sus estanterías de madera y que como ellos mismos dicen, recrea un jardín de flores en el cielo. Increíble. El toque chic lo aportan los productos de la marca de lujo british Molton Brown: un jabón de manos, una crema hidratante y un ambientador en stick cuyo aroma suave es prefecto para un avión. Una asociación de lujo para ambas marcas que comparten el amor por el lujo y la calidad.

La experiencia de volar con Turkish Arlines ha sido estupenda y totalmente recomendable, pero esto no acaba aquí. Y es que para esta aerolínea de lujo el pasajero es su principal preocupación tanto en el aire como en tierra firme, y aquí ha superado las expectativas de los viajeros más sibaritas con su Lounge Istanbul, un espacio exclusivo que bien podría denominarse un oasis en el que descansar después de un vuelo o esperar al siguiente. Salas de juegos para los más pequeños, suites, un simulador de golf, servicio de masajes o una zona gastro con sabores de todo el mundo… son algunos de los servicios que proponen a los viajeros de su Bussines Class y que hacen de la espera más amena y lujosa.

Iniciativa tras iniciativa que se traduce en numerosos galardones, y que estoy segura que irán en aumento sobre todo después de la última novedad de Turkish Airlines. La primera de ella se llama “ Experiencia Estambul Bosforo”, que permite a los pasajeros de Clase Business conocer de la mano de un guía la ciudad de Estambul y el Bósforo. Será para aquellos que tengan que hacer siete horas o más en Estambul. Una iniciática única y estupenda que enriquece aún más tu viaje y te la oportunidad de conocer esta maravillosa ciudad y descubrir su cultura.

Tanzania ha sido un viaje inolvidable y parte de culpa de que sea así es de la estupenda experiencia de volar con Turkish Airlines que nos hizo volar hasta nuestro destino de manera única.

 

 

 

More from Cayetana Vela

Las 5 mejores marcas de móviles de Lujo

Las 5 mejores marcas de móviles de Lujo son Vertu, Mobiado, Celsius...
Read More